España y 10 países europeos más lanzan un mensaje conjunto de urgencia climática

Todos estos estados piden acciones rápidas y útiles en la Unión Europea para cumplir los objetivos de 2030 y 2050

Imagen de un cartel en una manifestación contra el cambio climático
La crisis climática va camino de ser un desastre natural sin precedentes en nuestro planeta | EFE

España y otros diez países apoyan revisar los objetivos climáticos de la Unión Europea (UE) con vistas a 2030 para reducir las emisiones de gases contaminantes los próximos 10 años «al menos el 55%», según una declaración conjunta a la que tuvo acceso ‘EFE’.

El documento, firmado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los mandatarios de Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, los Países Bajos, Portugal y Suecia, se enmarca en las discusiones que tendrán lugar en la cumbre europea de este jueves y viernes, donde entre otros asuntos se hablará de la lucha contra el cambio climático.

El documento recuerda que en diciembre de 2019 el Consejo Europeo se comprometió a alcanzar una UE climáticamente neutra para 2050 y deja claro que el objetivo de los firmantes es «superar sustancialmente el objetivo actual de 2030» (el 40 % en relación a los niveles de 1990), para mostrar el potencial de la acción europea.

Las peticiones de los 10 estados

Consideran que «son necesarias y posibles reducciones significativas de las emisiones» y en ese contexto valoran el plan de objetivos climáticos de la Comisión Europea «como una base sólida para decidir sobre la ambición aumentada».

«Necesitamos acordar aumentar el objetivo climático para 2030 a al menos el 55%», subrayan estos países, que abogan por que ese objetivo se incluya en la contribución que la UE presentará a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático antes de finales de este año.

Señalan además que el paquete presupuestario y de recuperación a largo plazo garantiza la contribución financiera de la UE para lograr ese objetivo climático «de una manera socialmente inclusiva, permitiendo una transición justa».

«Una política climática ambiciosa apuntala el crecimiento económico y la prosperidad sostenible», señalan los firmantes, y subrayan que el camino hacia la neutralidad climática «conduce a un crecimiento sostenible e inclusivo, nuevos empleos verdes y más innovación y competitividad global».

«Demos como Unión una respuesta sólida y creíble a la crisis climática y aumentemos nuestro objetivo climático para 2030 al menos al 55%, lo que conducirá a la neutralidad climática para 2050», piden los países.


Comentarios

envía el comentario