Restaurants i bars de Ponent es preparen per entrar a la fase 1

Urgente: Llega una de las medidas más esperadas del desconfinamiento

Muchos españoles afectados por la medida que publica hoy el BOE

Muchos españoles nos encontramos inmersos en la difícil (a veces titánica) tarea de entender como funcionan las fases de la desescalada. Y también de lo que podemos y no podemos hacer en cada una de ellas.

A todo ello, le sumamos la aparición de medias fases (como la fase 0,5) y la recién estrenada obligatoriedad de llevar mascarilla. A veces sería conveniente disponer de un esquema para poder entenderlo todo y no confundirnos en cada momento.

Pero si hay algo que ansiamos una gran parte de los ciudadanos es la de poder disfrutar de una buena reunión en un bar con amigos o una buena comida en un restaurante con nuestra familia. Nuestro carácter mediterráneo tiene estas costumbres muy interiorizadas.

Por eso hoy hemos recibido con alegría la publicación del BOE que recoge una flexibilización de las franjas horarias para los municipios de menos de 10.000 habitantes, lo cual representa el 90% de los municipios de España.

La citada flexibilización implica que se eliminarán dichas franjas para pasear y hacer deporte, al tiempo que ya no tendrá que ser un solo adulto el que acompañe a los niños en los paseos. Para que se pueda aplicar, la densidad no podrá ser superior a 100 habitante por kilómetro cuadrado.

Pero esta medida se acompaña de otra más muy esperada por todos: estos municipios, aunque se encuentren en fase 0 ó 1, permitirán que los clientes consuman en el interior de los bares y restaurantes, y no solo en las terrazas, como ocurría hasta ahora.

Aunque será necesario mantener las normas de seguridad, distancia y protección, lo que nos resultará un tanto extraño mientras tomamos unas cañas en el interior del bar, podremos disfrutar de tan ansiados ratos que hoy nos parecen tan lejanos.

Al fin una buena noticia para la restauración

La medida, que no afecta a discotecas ni bares de ocio nocturno, representa un pequeño balón de oxígeno al tan castigado en estos días sector de la hostelería.

Aunque los establecimientos de muchos municipios (los más grandes) aún no podrán acogerse a esta medida, representa un paso adelante para empezar a superar una situación que ha causado grandes daños en materia económica y de empleo en la restauración.


Comentarios