Becca Smith en un montaje en el cual se la puede ver hospitalizada

Tenía tos y le dolía la espalda: va al médico y le dan 2 semanas de vida con 29 años

Becca Smith tiene 29 años y va al gimnasio a diario: un día notó un fuerte dolor de espalda y el médico le dio tan solo dos semanas de vida

A veces, el destino puede llevar la crueldad hasta límites insospechados. Este es el caso de Becca Smith, una joven inglesa de 29 años a quién le han dado dos semanas de vida. Aficionada al gimnasio y deportista asidua, Becca decidió ir al médico tras notar un fuerte dolor en la espalda y tener una tos persistente. Cuál fue su sorpresa que cuando habló con el médico ya era demasiado tarde: Becca sufría cáncer de pulmón y le daban dos semanas de vida.

El caso se ha hecho viral en el Reino Unido después que la misma protagonista de la historia la compartiera en sus redes sociales. “Cualquier persona con pulmones puede contraer cáncer de pulmón”, advertió en su Instagram.

 

El diagnóstico, demasiado tarde

Desgraciadamente, no es la primera vez que oímos o leemos una historia así. Una persona sana nota un dolor y cuando va al médico ya es demasiado tarde. En el caso de Becca, la historia también fue así.

Según explica el ‘The Sun’, las molestias de la joven empezaron en 2019. Pese a ello, no fue hasta un año después —en 2020— cuando Becca Smith decidió dejar de realizar entrenamiento de fuerza. Pensaba que se había producido un deslizamiento de disco en el gimnasio, por lo que decidió apartarse de la práctica de fuerza.

¿La solución más lógica? Acudir al médico e ir a diferentes fisioterapeutas. Pero ninguno de ellos pudo mejorar el dolor que sentía. Finalmente y para sorpresa de la misma Becca, un día en 2020 perdió la visión. Fue el principio del fin.

 

La última prueba de Becca: Un veredicto fatal

Becca fue hospitalizada tras perder momentáneamente la vista. Y allí, dónde le realizaron más pruebas, le dieron el fatal veredicto: tenía cáncer de pulmón.

Para más inri, le daban dos semanas de vida, ya que su cáncer estaba en estadio cuatro. Pues se había extendido desde sus pulmones hasta su columna vertebral, celebro y cráneo.  

Poco después y todavía sin poder creerse la noticia, Becca Smith y su familia supieron que sufría un cáncer de tipo ALK. Algo muy poco común y que supone solo el 5% de los casos con este tumor.

Aunque es incurable —lo suelen sufrir personas de menos de 50 años y no fumadoras—, este tipo de cáncer tiene un tratamiento que habría alargado la vida de la joven.

 

¡Esta historia tiene un final ‘feliz’!

Y es que Becca Smith, gracias a cuidados paliativos, pudo mantenerse con vida. Desde aquel fatídico día de 2020, la buena de Becca decidió ponerse en manos de los médicos e inició un tratamiento a base de un medicamento ‘Alectinib’.

Ahora su calidad de vida ha mejorado e incluso ha podido volver al gimnasio. Pese a ello, su relación con los médicos es constante y vuelve al hospital cada mes.

“No se puede vivir con miedo”, insiste la joven en su Instagram tras explicar un caso que ha trastocado un país entero.

Tras explicar su historia, Becca Smith ha contado que quiere concienciar a los médicos y a la sociedad en general para poder encontrar explicaciones médicas a lo que le pasó. Finalmente, Becca insiste: si sientes algún tipo de dolor —por pequeño que sea—, ve al médico.

EL VÍDEO DEL DÍA

 

EL VÍDEO DEL DÍA