Aún no se sabe con certeza si se podrá ir a la playa este verano

Las 6 condiciones que pone Europa para reabrir el turismo

Bruselas recomienda a los estados miembtos sistemas de control estrictos y medios para el rastreo de contactos

Bruselas ya se ha puesto en marcha para facilitar la reapertura del turismo cuanto antes, ya que esta es una de las cosas que más preocupa ahora mismo en plena desescalada. Con este fin ha elaborado una guía con seis medidas que los países miembro de la Unión Europea deben tener en cuenta a la hora de abrir su fronteras al exterior.

En España el ministerio de Interior sólo permite la entrada a ciudadanos españoles, residentes en el país, trabajadores transfronterizos y sanitarios o aquellos que acrediten causas de fuerza mayor o necesidad, y aplicará una cuarentena de 14 días a todos los viajeros mientras dure el estado de alarma.

Pero la Unión Europea apuesta por una desescalada conjunta a nivel europeo y propone que se establezcan corredores seguros entre estados con el mismo nivel de control del virus, facilitando así la apertura progresiva de fronteras hasta que la situación permita el levantamiento definitivo de todas las restricciones.

Bajo nivel de contagios

La Unión Europea pide como requisito primordial para reanudar la actividad turística «la evidencia epidemiológica que muestre que la propagación de la enfermedad ha disminuido y estabilizado significativamente durante un período prolongado de tiempo», con la probabilidad de que se mantenga estable con el aumento de la población turística.

Capacidad sanitaria

El estado miembro debe tener suficiente capacidad en el sistema sanitario para atender a la población local y a los turistas, de modo que en el caso de un aumento repentino de los contagios los servicios de atención primaria, hospitales y cuidados intensivos no se vean colapsados. 

Esta medida debe ser reforzada en regiones turísticas que esperan mayores tasa de visitantes,  como zonas de playa, o aquellas que están lejos de los centros sanitarios, para los cuales deberá habilitarse mecanismos de evacuación médica. También hay que facilitar la repatriación de los visitantes si se infectan durante la visita.

Control estricto

La reapertura de las fronteras y el turismo exige la preparación de sistemas para monitorear y responder a los cambios en los indicadores de los servicios de salud. La Unión Europa pide una mayor capacidad de vigilancia y seguimiento a nivel local para evitar la introducción del virus a través de los viajeros a las regiones turísticas y su propagación a los visitantes por parte de las poblaciones locales.

Test masivos

Otra condición es garantizas pruebas a gran escala para detectar casos y monitorear la propagación del virus. Bruselas recuerda que inicialmente, la capacidad para realizar pruebas ha obstaculizado la detección de grandes focos en la población y que, en ese sentido, los test rápidos son esenciales para la identificación temprana de los casos. La Unión Europea pide a los estados miembro que garanticen el acceso de los visitantes a las pruebas.

Rastreo de personas

El rastreo de contactos es una medida de salud pública efectiva y esencial para el control de la Covid-19, recuerda la Comisión Europea. Por eso, la idea es identificar rápidamente los casos confirmados, rastrear sus movimientos y contactos con otras personas y encontrar a personas que podrían estar en riesgo sin saberlo para evitar la transmisión posterior.

Bruselas recomienda utilizar herramientas tecnológicas como aplicaciones móvil y permitir el intercambio de información relevante entre países donde hay turismo internacional. Por eso, dice que una coordinación entre los estados a ese efecto será más importante a medida que se vuelvan a abrir las fronteras, respetando siempre la legislación comunitaria sobre recopilación y almacenamiento de datos.

Coordinación y comunicación 

También recomienda reforzar la colaboración y comunicación entre las autoridades y los operadores activos en el sector turístico, así como entre gobiernos locales y nacionales de cada país. La Agencia para el Control de Enfermedades Europea realizará un mapa con toda la información sanitaria para facilitar el contacto entre los estados.

La Unión Europea anima a también a los estados a intensificar la comunicación de riesgos, incluso a través de medios digitales, para viajeros y turistas, asegurando que estén bien informados sobre el contexto local y las medidas a seguir en caso de sospecha de contagio.


Comentarios