Montaje de fotos de una mujer tumbada en la cama y un virus

La duración de cada síntoma de Ómicron según un estudio: tos, fiebre y congestión, entre otros

El cuadro sintomático de los contagiados por la variante Ómicron es mayor, pero menos grave

El incremento de contagios de coronavirus va cuesta abajo y sin frenos en nuestro país. La llegada de la variante Ómicron volvió a encender las alarmas de todos los expertos de nuevo tras meses de aparente tranquilidad.

En nuestro país, la sexta ola de contagios está totalmente descontrolada. La incidencia acumulada sigue disparada en España y más después de la Navidad. El pasado viernes, tras el día de Reyes, se notificaron 242.440 nuevos casos. En este sentido, el Ministerio de Sanidad ha señalado que la incidencia acumulada a 14 días es de 2.722,27 casos por cada 100.000 habitantes en España.

 

Ómicron es más contagiosa, pero menos letal

A raíz de la velocidad de transmisión de Ómicron, España ha superado los siete millones de contagios de coronavirus desde el inicio de la pandemia y sobrepasa los 90.000 fallecidos. El pasado jueves se registró la mayor cifra de contagios diarios en todo el mundo: 2,3 millones de casos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La variante lleva semanas extendiéndose sin freno por todo el mundo. Así pues, ha obligado a orientar de nuevo la estrategia para luchar contra el coronavirus. 

Una mano realizando un test de antígenos para diagnosticar coronavirus
España ha superado los siete millones de contagios desde el inicio de la pandemia | Europa Press

Los síntomas de Ómicron y su durabilidad

Ómicron es distinta a las demás mutaciones. Esta variante, proveniente de Sudáfrica, es más contagiosa, pero también la menos letal conocida hasta el momento del Sars CoV-2.

Los datos preliminares demuestran que los síntomas principales de las personas que han sido contagiadas por la variante ómicron son la tos y la secreción nasal. Aunque no son los únicos, a estos dos signos se le suman el dolor de cabeza y de garganta, la fatiga, la fiebre, la tos, el dolor muscular y la pérdida de apetito y de olfato.

A diferencia de la variante Delta, que prácticamente se ha quedado atrás, el cuadro de síntomas es mucho mayor, pero son signos bastante más leves.

Según un estudio realizado en Noruega y publicado en la revista médica Eurosurveillance, la tos, la secreción nasal y la fatiga son los síntomas que mayor duración tienen en una persona infectada por Ómicron. Estos tres síntomas tienen una durabilidad media de cuatro días, según se recoge en el mencionado estudio.

Chica rubia con la mano en la boca tras toser en la calle
La tos es uno de los principales síntomas de coronavirus | Canva

El dolor de garganta, los estornudos y la pérdida de apetito también son síntomas que muestran los contagiados por Ómicron. Aunque en el caso de estos tres signos, la durabilidad media es de tres días.

Sin embargo, el resto de síntomas como el dolor abdominal, el dolor muscular, la fiebre y la pérdida de olfato duran aproximadamente dos días.

Los síntomas, menos graves que en otras variantes

El estudio, además de la duración de los síntomas de Ómicron, analizó también la gravedad de los mismos. Los entrevistados para el estudio concluyeron que la gravedad de los síntomas era de nivel 3, dentro de una escala del 1 (sin síntomas) al 5 (síntomas significativos).

No todo son malas noticias

Algunos expertos prevén que tras Ómicron llegue el fin de la pandemia, aunque es imposible determinarlo con exactitud. El disparatado número de infecciones y las dosis de refuerzo de las vacunas podrían debilitar al virus hasta convertirlo en un patógeno estacional. En este sentido, el COVID-19 podría pasar a convertirse en una infección al estilo de la gripe o del catarro.

Mujer con síntomas de resfriado
Los síntomas de Ómicron son muy parecidos a los de la gripe y el catarro | GTRES

Signos como la mayor transmisibilidad, pero menor letalidad y también su parecido al cuadro sintomático de una gripe común, el coronavirus podría estar cerca de convertirse en endémico.

Como todavía es pronto para dar veracidad a las hipótesis sobre el futuro próximo del coronavirus, de momento hay que seguir las recomendaciones de los expertos y actuar con cautela.

EL VÍDEO DEL DÍA