Montaje con la vidente y el desaparecido

Descubren dónde está Abel tras meses desaparecido: 'enamorado' de una vidente gallega

La familia del anciano asegura que está retenido y denuncia la sustracción de más de 300.000 euros

El caso de la desaparición de Abel Alexandre Oliveira Silva ha dado un giro inesperado y ha entrado en el terreno del culebrón televisivo. Este ciudadano portugués de 76 años lleva en paradero desconocido desde el 17 de junio. El programa Viva la Vida ha dado con él y ha destapado la polémica que hay detrás.

Las indagaciones de Telecinco han conseguido dar con el paradero del anciano, y ahora su familia denuncia que está “retenido”. Abel se encuentra en el domicilio de la vidente gallega Doña Dores. Él asegura estar enamorado de ella, pero detrás podría esconderse un interés económico, una estafa.

Le han quitado más de 300.000 euros

La familia de Abel, de origen portugués pero residente en Francia, le perdió el rastro a mediados de junio. Desde entonces se encuentra en Salvaterra do Miño, localidad pontevedresa donde reside la médium Doña Dores. Según han explicado a Cierre Digital, el hombre está allí “retenido” por ella.

Su propia hija, Rosa María, denuncia la extracción de más de 300.000 euros de hasta tres cuentas bancarias de la familia. La vidente se estaría aprovechando del hombre para vaciar sus cuentas. “Mi padre es viudo, enfermo y tiene problemas psicológicos”, asegura.

En declaraciones a Telecinco, la hija de Abel afirma que “está retenido por una vidente de Salvaterra do Miño desde que desapareció”. Fue ella misma quien desveló el nombre de Marías das Dores Pombo Correia. Doña Dores, también conocida como María Poderosa, estaría detrás de otras estafas ocurridas con anterioridad. 

La muerte de su mujer fue clave

La vida de Abel cambió para siempre con la muerte repentina de su esposa, que “fue un shock para toda la familia, pero a él le afectó mucho”. Los informes médicos corroboran que el hombre padece demencia y trastornos cognitivos desde entonces. Estos problemas estarían detrás de su misteriosa desaparición.

“Tras la muerte de mi madre, hace tres años, mi padre busca respuestas en las videntes de Francia y Portugal”, explica su hija María Rosa. Así habría conocido a María das Dores, la vidente de la que él dice estar enamorado. Su familia cree que la médium le ha encandilado para aislarle de su familia y estafarle.

Aseguran que “le hace creer que le hemos lanzado un hechizo y que queremos su muerte”. Desde entonces, Abel no responde al teléfono y se niega a mantener ningún contacto con sus hijas. Su única apareció fue a raíz del programa de Telecinco, para decir que estaba “enamorado” y que vive en el domicilio de la médium “voluntariamente”. 

Solo quieren recuperarlo

Viva la Vida, programa de máxima audiencia en Telecinco, confirmó que Abel está en el domicilio de Doña Dores en Salvaterra do Miño. La abogada de la médium se limitó a decir delante de las cámaras que los dos mantienen una relación, y que Abel está allí de forma voluntaria. Una versión que no convence a los familiares.

Las hijas de Abel están desesperadas y se quedaron de piedra al ver las cuentas de su padre: “La cantidad extraída supera los 300.000 euros, y estamos a la espera de documentos que certifiquen que está pasando lo mismo con una cuarta cuenta”. Ahora esperan el aval que demuestre que su padre está incapacitado.

Rosa María concluye con una reflexión conmovedora: “Mi padre siempre fue un buen hombre, ahora solo está enfermo y es una víctima completamente bajo control de la vidente, con un abuso de debilidad. Solo queremos recuperarlo”.

Denuncian el caso de Abel

La Red de Prevención Sectaria y del Abuso de Debilidad (RedUNE) en España también ha denunciado el caso. Exponen la versión de la hija de Abel, que asegura que “ha estado completamente perdido y angustiado desde que mi madre falleció”.

La familia presentó una denuncia por la desaparición en la policía francesa de Courbevoie. Poco después, recibieron información de que el hombre había sido visto desorientado en el parking de un restaurante en Salvaterra do Miño. Luego presentaron una denuncia a la Guardia Civil, que también está investigando.

La RedUNE desvela la identidad de María das Dores Pombo Correia, una médium “que ya ha estafado a varias personas”. Según dicen, tiene una tienda de ropa en Salceda das Casedas y está empadronada en Salvaterra do Miño. El banco francés de su padre confirma que eliminaron todos los poderes notariales existentes en sus cuentas.

El mismo Abel comunicó al banco que utilizaba el dinero para pagarle a alguien que lo ayudó a eliminar el mal hechizo que le habían lanzado. “Fuimos informados por personas cercanas a Doña Dores que mi padre tuvo un derrame cerebral”, añade su hija.