Jóvenes y coronavirus: crece la presión sobre las discotecas en España

Muchos jóvenes se creen inmortales y piensan que la situación del coronavirus no les va a afectar

Imatge d'arxiu d'una festa en una discoteca
Las discotecas son un foco de contagio para los más jóvenes en plena pandemia | EFE

España vive una situación de riesgo provocado por más de 150 rebrotes en todo el país, algunas provincias han retrocedido a la fase 2 de la desescalada y hay un repunte de contagios cada día por coronavirus. Además, miles de personas siguen incumpliendo el distanciamiento social impuesto por el Gobierno y se niegan a utilizar la mascarilla.

Muchas personas creen que este caos precederá a un nuevo estado de alarma en España. Pero, ¿cuál es la causa? Con la llegada del verano, muchas personas acuden a discotecas, sin tomar medidas de seguridad y hacen planes como si la pandemia fuera ya cosa del pasado.

En las últimas semanas, se han celebrado varios eventos como las macrofiestas que se están realizando en diversos puntos del país y que han resultado en varios casos positivos. El digital 20 Minutos se ha puesto en contacto con cuatro chicas de entre 24 y 28 años para conocer el punto de vista de la gente joven sobre los rebrotes del coronavirus.

Según afirman las jóvenes, intentan evitar a toda costa lugares de ocio nocturno en la nueva normalidad, ya que consideran que no se están respetando las medidas de seguridad.

«Lo que he visto es que en general no se cumplen las medidas. Tomando algo vi que sobre el 50% de la gente las cumple, pero meter a un montón de personas en una discoteca borrachas a las 4 de la mañana… nadie lo va a cumplir, y lo he visto» ha explicado una de las protagonistas de la conversación con el citado medio.

Clara, otra de las entrevistas propone el nuevo sistema británico como solución al problema del COVID-19. «Lo que están haciendo allí es implementar un sistema de reservas. Un grupo de amigos reserva dos horas en un pub, y luego se van y vienen los siguientes».

Por último, las cuatro amigas abordan una reflexión final sobre las alternativas que pueden existir este verano. «Esto es un aviso para que aprendamos a vivir la vida de otra forma. Lo podemos pasar bien igual sin tener que estar encerrados en una discoteca, puedes quedar con amigos, ir a la playa… no es que tengamos que dejar de disfrutar, pero sí aprender a vivir la vida de otra forma y adaptarte a los cambios que hay, no se acaba el mundo», zanjan.


Comentarios

envía el comentario