Una UVI móvil del SUMMA 112 de la Comunidad de Madrid

Fallece un hombre en España trabajando a pocos días de jubilarse

Se trata de un transportista, de 65 años, que murió aplastado por su camión

Un hombre, de 65 años, perdió la vida este miércoles en un accidente laboral en Madrid. Falleció aplastado por su propio camión, con el que había acudido a una empresa de logística para cargar varias mercancías. El transportista tenía previsto jubilarse en las próximas semanas, en concreto en septiembre.

Los hechos ocurrieron a las 16:30 horas, en un muelle de carga en Coslada, en la calle Juan de la Sierva, número 1. Así lo notificó el servicio de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

Por motivos que se desconocen, el trabajador acabó aplastado por su propio vehículo. Las primeras investigaciones desvelan que pudo bajarse del mismo una vez aparcado y que el camión pudo ponerse en marcha.

Lo más probable es que se produjera un fallo en los frenos y que el hombre estuviera de espaldas a él. Esto le impidió verlo, siendo arrollado por el vehículo y muriendo prácticamente al instante.

Compañeros atendidos por un psicólogo

El transportista falleció en el acto y los sanitarios del Summa 112 solo pudieron confirmar su muerte cuando llegaron al lugar del suceso. Varios testigos del accidente, así como compañeros de la empresa, tuvieron que ser atendidos por un psicólogo de guardia.

Hasta el lugar de los hechos también se desplazaron dotaciones de la Policía Local y de la Policía Nacional, que investigan las causas.

El supervisor de guardia del Summa 112 explicó que a la llegada "del soporte vital avanzado, el afectado tenía  lesiones incompatibles con la vida". Los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por salvarle. El fallecimiento fue en el acto a consecuencia del terrible impacto. 

El pasado 28 de junio, ocurría otro accidente laboral mortal en Madrid, en Rivas-Vaciamadrid. Un operario de limpieza quedó atrapado por el mecanismo de elevación de contenedores de un camión de recogida de residuos.

En el vehículo iban dos operarios, y el mecanismo lateral situado en la parte derecha enganchó a uno de ellos. A la llegada del 112, los servicios de emergencias solo pudieron confirmar su fallecimiento. Se trataba de un hombre de 50 años.

Trabajaba para la empresa desde hace 28 años y desde la compañía aseguran que fue el primer operario en perder la vida en accidente laboral.

Disminución de los siniestros en el trabajo

En los primeros cuatro meses del año, los siniestros en el trabajo causaron 211 muertes. Suponen 20 menos que en el mismo periodo de 2020. Así lo confirman los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo.

Se aprecia una caída de los accidentes mortales, pero entre enero y abril hubo un aumento de los siniestros con baja. Se contabilizaron 176.624, que representan un 16,9 % más.

Por su parte, los accidentes sin baja se elevaron hasta los 176.522, que representa un incremento del 8,5 %.

Preocupa el crecimiento en el caso de los accidentes en los desplazamientos, también conocidos como in itinere. Hubo un repunte del 26,5 %.

Se contabilizaron 24.361 casos en estos primeros cuatro meses del año, de los cuales 251 fueron graves. 35 se saldaron con el resultado de muerte.

El sindicato UGT ha querido destacar el crecimiento del 15 % en la incidencia en los accidentes de trabajo durante la jornada laboral. La primera causa de fallecimiento son los infartos y los derrames cerebrales. Posiblemente, por la alta carga de tareas y la responsabilidad que asumen muchos de estos empleados.

Desde el sindicato solicitan de manera urgente la derogación de las reformas laboral. Además, reclaman la apertura de una mesa de diálogo social en materia de siniestralidad en el trabajo. Consideran que es preciso un plan de choque que permita reducir la incidencia de los riesgos psicosociales.