La mano de un niño con una intravenosa

Muere la otra niña de 7 años que estaba en la UCI en España

Dos niñas, una de 12 años y otra de 7, han muerto esta semana después de ahogarse en la piscina

Una niña de 7 años ha fallecido en la UCI donde estaba ingresada tras sufrir un accidente en la piscina. Ha sucedido en Salabosque (Murcia). La víctima estaba jugando con otro niño de 12 años, cuando de repente de este se lanzó al agua y la golpeó de manera fortuita. 

El niño fue estabilizado y se encuentra ingresado en observación, según fuentes municipales. La niña no ha podido superar el traumatismo y ha muerto en el hospital. Se ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias del accidente, aunque todo apunta a un desgraciado accidente.

Según ha comunicado el Ayuntamiento de Murcia, se tomará declaración a los que presenciaron el momento del accidente. Las autoridades creen que el niño se lanzó al agua para jugar, sin poder prever las conscuencias del golpe. Por eso se considera "un desgraciado accidente" sin más.

La víctima mortal es una niña de 7 años que estaba en una escuela de verano, en la localidad de Puente Tocinos. Había ido a la piscina con el resto de sus compañeros en Salabosque, La Alberca. En un momento dado, ella y otro niño tuvieron dificultades en el agua y tuvieron que ser asistidos. 

Los primeros auxilios pudieron sacarles del agua y el niño fue estabilizado, pero la pequeña entró en parada. Hasta el lugar se desplazaron dos ambulancias medicalizadas. Tras observar la gravedad de la situación, los sanitarios trasladaron a la menor al hospital Virgen de la Arrixaca.

La niña fue trasladada en ambulancia y llegó en situación crítica. Ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde finalmente ha fallecido. Las autoridades locales abrieron una investigación por si pudiera haber alguna negligencia, pero por ahora se considera "un accidente entre niños".

Las primeras investigaciones han concluido que se cumplieron todas las medidas de seguridad y que se ha cumplido la normativa. Por su lado, el alcalde José Antonio Serrano se ha interesado personalmente por la salud de los menores, y ha puesto la institución al servicio de la familia.

Segunda tragedia en pocos días

Ayer se confirmó también la muerte de una niña de 12 años que se había ahogado en una piscina en Villamediana de Iregua, en La Rioja. El accidente tuvo lugar el domingo por la tarde, en las piscinas municipales del municipio. Después de dos días ingresada en la UCI, murió.

La pequeña había ido a la piscina con sus padres, y por causas que se desconocen se ahogó. Creen que podría haber sufrido un ataque epiléptico, aunque aún no se ha confirmado. Al ver que no reaccionaba, llamaron a los socorristas que intentaron practicarle los primeros auxilios.

Dos técnicos de emergencias que se encontraban en el recinto ayudaron a los socorristas en las tareas de reanimación. Mónica Alcalde y David Fernández consideron mantener a la niña con vida, mientras llegaban las ambulancias. El equipamiento de la piscina fue esencial, sobre todo el desfibrilador.

El recinto cerró sus puertas mientras se atendía a la menor, pero los usuarios quedaron muy afectados. "Ha sido un disgusto", comentó uno, "los socorristas la han rescatado y luego estaban llorando de impotencia". Finalmente llegó la ambulación, que trasladó a la víctima a un centro hospitalario.

Ya en el hospital, después de ser estabilizada, ingresó en la UCI con pronóstico muy grave. A pesar de los esfuerzos por mantenerla con vida, finalmente acabó muriendo. En este caso también se abrió la correspondiente investigación, aunque todo indica que fue un suceso fortuito.

Las dos tragedias se unen a otros incidentes parecidos este verano en España. Destaca sobre todo la muerte de Clara, una niña de 9 años, ahogada en un pantano en Madrid. La pequeña cayó de la lancha en la que iba, y un amplio operativo de búsqueda estuvo rastreando el lugar durante días.