José María Ruíz-Mateos, sin salida: así está ahora mismo su familia

José María Ruiz-Mateos, ¡que te pego leche!

Jose María Ruiz Mateos primer plano
José María Ruiz Mateos marcó una época de la empresa en España | GTRES

 

José María Ruiz-Mateos fue un empresario y político nacido en 1931 y fallecido en 2015. Fundador y principal accionista de las empresas Rumasa y Nueva Rumasa, la primera fue expropiada por el Gobierno español por sus numerosas deudas

⬇️ Dale a SIGUIENTE y verás como la fama puede destruir a una persona sin piedad ⬇️

Ruiz-Mateos fue un personaje muy conocido en la década de los 80 y los 90 en la España del siglo pasado. Cuando el Gobierno de Felipe González expropió su empresa, empezó a aparecer disfrazado de Superman en las ruedas de prensa o actos del Gobierno, a grito pelado e insultado a diestro y siniestro.

Mítico es el puñetazo que propinó al entonces ministro de Economía y Hacienda, Miguel Boyer al grito de "que te pego, leche!".

Tras la debacle económica con su primera empresa, compró el club de futbol Rayo Vallecano, cuya presidencia ostentaba su mujer. Llegó a estar en la cárcel  y el caso de su empresa ha llegado a las altas instancias judiciales de España.

La herencia de deudas de Ruiz-Mateos

José María Ruiz Mateos, plano medio

Posteriormente fundó Nueva Rumasa, un holding de empresas en el que llegaron a trabajar hasta 20.000 empleados. En 2011 se declaró en concurso de acreedores y los líos judiciales para José María Ruiz-Mateos y su familia han vuelto a la orden del día.

El patriarca falleció en 2015, enfermo de Parkinson y tras haber sido desahuciado de su casa. Incluso volvieron a mandarlo a la cárcel antes de fallecer. Su cuerpo fu exhumado en 2017 para hacer las comprobaciones pertinentes sobre otra supuesta hija del empresario. 

Así pues se concluyó que Adela Montes de Oca también era hija de José María Ruiz-Mateos que en total tuvo 14 hijos.

Actualmente, los hijos del empresario aseguran que están arruinados. De hecho siguen inmersos en múltiples pleitos judiciales por la actividad empresarial de Nueva Rumasa. La Audiencia de Palma ha juzgado a seis de los hermanos, que figuraban en la empresa, por un supuesto delito de estafa en la compra de un hotel en Mallorca.

Los hijos aseguran que las decisiones las tomaba su padre, pero la justicia se mantiene implacable con el clan que ha pasado de nadar en la abundancia a tener que pedir casi permiso para cualquier gasto que quiera hacer.

⬇️ Dale a SIGUIENTE y verás como la fama puede destruir a una persona sin piedad ⬇️