Imagen de una niña quitándose una mascarilla

FIN DE LA MASCARILLA: Dónde y cuándo será obligatorio seguir llevándola

Hay situaciones en las que debes seguir con la mascarilla puesta

Hoy no es un día cualquiera. España  está de celebración, y no precisamente por cualquier festividad. Se trata de uno de los mayores avances que hemos hecho en relación al coronavirus: el adiós  a la mascarilla.

Después de más de dos años sumergidos en la pandemia y en un calvario constante, parece que ya vemos la luz al final del túnel. Tras ver como en las últimas horas el Ministerio de Sanidad ha confirmado esta decisión, mañana ya entrará en vigor de manera definitiva.

Sin embargo, la mascarilla no va a desaparecer de nuestras vidas de un día para el otro. Resulta que hay situaciones donde seguirá siendo obligatoria, y los ciudadanos deben seguir respetando las medidas de higiene y seguridad. Recordemos que el coronavirus no ha desaparecido, y aún nos queda un largo camino por recorrer.

Una persona mayor con la mascarilla FFP2 y guantes
Hay situaciones en las que la mascarilla seguirá siendo obligatoria | Europa Press

Lugares donde sí sigue siendo obligatoria la mascarilla

A pesar de ir mejorando la situación sanitaria en España, hay que ser precavidos y no tirar todo nuestros esfuerzos por la borda. Ahora más que nunca, las autoridades piden colaboración ciudadana para conseguir el objetivo, que no es otro que acabar con el coronavirus. Después de seis olas de la enfermedad, estamos hablando del mayor avance.

No obstante, no es oro todo lo que reluce. Las mascarillas seguirán siendo obligatorias en lugares como los centros sanitarios, incluidos los hospitales, centros de salud, lugares de transfusión de sangre y farmacias. 

Las personas ingresadas no deberán llevarla cuando no tengan visitas, y el mismo caso pasa en las residencias de ancianos. Estos últimos no tienen por qué llevarla, ya que el centro se considera su hogar.

▶️ Muere uno de los hijos de Georgina y Cristiano Ronaldo: Todo lo que se sabe

Asimismo, también será obligatorio llevarla en el transporte público. Hablamos de autobuses, trenes, aviones, metro, barcos o taxis. Incumplir cualquier tipo de normativa puede ser motivo de sanción, tal y como señalan las autoridades.

Trabajos, restaurantes, gimnasios se 'libran', aunque hay excepciones

Una de las mayores dudas de la población española tras ser conocedores de la decisión de Sanidad ha sido en el lugar de trabajo. Es por ello que la institución ha salido a comunicar cómo se regirá a partir de ahora.

La ley no obliga a mantener la mascarilla en el puesto de oficio, aunque cada empresa podrá decidir por su propia cuenta. "Los trabajos son muy diferentes, es muy distinto laborar en la calle a ser un camarero que transporta comida. O a ser un local abierto a una oficina donde la distancia es muy pequeña entre los trabajadores."

"Debería mantenerse en los lugares donde pueda haber personas de riesgo o de alta probabilidad de contagio", declaró a ElEconomista el portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de familia, Lorenzo Armenteros. Siguiendo esta misma norma, en las escuelas tampoco es obligatorio ponérsela.

En los sectores de ocio y cultura también se elimina la restricción. Por lo tanto, no habrá que ponerse la mascarilla en bares, restaurantes, gimnasios o centros comerciales. Aunque sí es imprescindible llevarla si hay aglomeraciones que puedan producirse en la calle, cines, teatros, bibliotecas o museos.

Hay más decisiones de Sanidad

Primeramente, el Ministerio ha determinado que las personas con sintomatología leve de coronavirus que sean menores de 60 años y sanas no tendrán que aislarse. Aunque deberán usar la mascarilla hasta diez días después de padecer los primeros signos.

Mascarillas FFP2
Muchas instituciones consideran que no es buen momento para eliminar la mascarilla | Europa Press

Las autoridades piden responsabilidad tras el fin de la mascarilla, sobre todo para personas vulnerables. Se refiere a situaciones en las que el riesgo de contagio pueda ser elevado o no se respete la distancia de seguridad.

Tras la decisión, han surgido un mar de dudas sobre si es positivo o negativo. Y es que cualquier error que cometamos podría provocar un paso atrás en nuestro camino hacia la normalidad.

Hay que ser cautos. El coronavirus aún no se ha ido, y está esperando el momento oportuno para atacar con más fuerza.