Hombre sujetando mano de mujer en cama de hospital

Una franja de edad entra en riesgo: una de cada tres muertes en España

La quinta ola del coronavirus está afectando sobre todo a la población más joven

La quinta ola del coronavirus ya es una realidad. En las últimas semanas los casos de contagios se han disparado entre la población más joven. Sin embargo, hay una franja de edad, entre los 50 y 69 años, que preocupa a los expertos.

Este grupo ha entrado en riesgo alto solo una semana después de que lo hiciera el de 30 a 49 años. No hay que olvidar que en el caso de los primeros hay mucha gente sin la pauta completa de vacunación. En estos momentos representan una de cada tres fallecimientos por COVID-19 en lo que va de mes.

Así lo confirman los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. A partir de los 69 años, la mayor parte de la población ya ha recibido las dos dosis de la vacuna, por lo que existe una menor preocupación.

En el grupo de 50 a 59 años, la incidencia acumulada a 14 días ha triplicado sus cifras en tan solo un par de semanas. Se encuentra en los 166 casos por 100 000 habitantes. En este periodo de tiempo han pasado de un riesgo medio a alto, como recoge la clasificación elaborada por el Consejo Interterritorial.

En algunas comunidades autónomas estos números están muy disparados en estas franjas de edad. Es el caso de Cataluña, con 363 casos por 100 000 habitantes y Castilla León, con 326. Ambas permanecen en unos niveles de riesgo muy elevados.

Por su parte, el conjunto de población de 60 a 69 años ha visto multiplicado por tres su indicador, que está en 154 contagios. En su caso, en los últimos catorce días ha pasado del nivel bajo de riesgo al alto, con Cataluña y Castilla León de nuevo con los peores registros.

El peligro de este grupo de edad por no tener la segunda dosis

Las autoridades advierten que el motivo de todo esto es que ninguno de los dos grupos se encuentra vacunado totalmente. Gran parte de ellos han podido recibir una dosis, pero no aún la segunda. Según los datos que manejan, de las personas de entre 50 y 59 años, el 83,8% ha completado la pauta.

Por su parte, aunque resulte sorprendente, en el grupo de entre 60 y 69 años, este porcentaje cae hasta el 73,6%. Esto se debe al empleo de AstraZeneca, que recomienda la segunda inyección tres meses después de la primera.

En cualquier caso, algunas comunidades han intentado ser más previsoras y optaron por adelantar esta fecha. Algo que tiene cierta lógica en vista de todo el movimiento que se iba a generar en esta época del año. 

1 de cada 3 personas fallecidas por covid en lo que va de julio corresponde a personas de 50 a 69 años. El grupo de 60 años aglutina el 26,76% del total de muertes, por detrás de los mayores de 80 años. Estos suponen el 45% de los decesos.

Por su parte, el conjunto de 50 rebaja la tasa de mortalidad hasta el 9,86%. La franja de 50 a 69 años también suponen un tercio de los ingresos en unidades de cuidados intensivos.

El riesgo de los más jóvenes

Los datos demuestran que los más jóvenes tienen menos posibilidades de acabar en un hospital a causa del COVID-19. Sin embargo, sí que se han registrado algunos casos durante las últimas semanas.

Desde que acabara el curso escolar y se celebrara San Juan, este grupo de edad ha duplicado sus ingresos en centros médicos. Ya representan 1 de cada 5 ingresos, según la información de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

El objetivo del Gobierno pasa por vacunarles antes de que regresen a las aulas el próximo mes de septiembre.