El Gobierno anuncia una subida de impuestos de 6.900 millones de euros

El Gobierno ha enviado a Bruselas el primer plan presupuestario con importantes cambios a la espera de cerrar las cuentas para 2021

Plano de la ministra de Hacienda, María Jesús Monterio, y la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en rueda de prensa
Hacienda confía en reducir el déficit presupuestario gracias a la subida de los impuestos | Agencias

El Gobierno ha enviado a Bruselas el primer plan presupuestario que incluye nuevas tasas, subida de impuestos y una serie de cambios en impuestos directos e indirectos que quedan por definir. El plan contempla subir las pensiones un 0,9% de acuerdo con la previsión del Gobierno de la subida de los precios para el 2021.

España cerrará este año con un déficit del 11% del PIB y el Gobierno pretende rebajarlo hasta el 7,7%. Para hacerlo cuenta con la recuperación de los ingresos gracias al repunte que se prevé del PIB para el año que viene, acompañado de una serie de cambios fiscales que deben ayudar a reducir el desequilibrio presupuestario.

Con la subida de los impuestos, el Gobierno calcula recaudar 6,847 millones en 2021 y 2.323 al año siguiente. Empezando por las nuevas tasas Google y de transacciones financieras, aprobadas ya en el Congreso y con un valor estimado de 1.800 millones de euros. También cuentan con los 820 que se calculan de la ley contra el fraude fiscal.

Entre las novedades destaca el impuesto sobre envases de plástico, con un valor estimado de 490 millones, y la subida del 10% al 21% del IVA a las bebidas azucaradas y edulcoradas, 340 millones. El resto de la subida de impuesto corresponde con figuras por detallar, como la fiscalidad verde, que pretende recaudar 1.300 millones más, o los 550 millones de los impuestos indirectos, como el IRP, y los 1.500 de indirectos, como el IVA. 

Hacienda confirma que los ingresos caerán en términos relativos del 41,7% del PIB en 2020 al 40,3% el año que viene. En términos absolutos, no obstante, esperan un aumento de 33.447 millones de euros respecto 2020. 

El Gobierno prevé para el año que viene un descenso en prácticamente todas las partidas de gasto como resultado de la finalización en 2020 de muchas de las medidas adoptadas para combatir la emergencia sanitaria originada por la Covid-19. Concretamente, el gasto pasará del 53% del PIB al 48%.

En cuanto a las pensiones, la revalorización al IPC supondrá un gasto adicional de unos 1.400 millones de euros. Sin embargo, el plan remitido a Bruselas no especifica qué pasará con el salario de los funcionarios, amenazados por la sombra de la congelación.

Techo de gasto inédito

El Gobierno envía a Bruselas el plan presupuestario cuando aún no se conocen los detalles de las cuentas para el próximo año. Hacienda y Podemos están acabando de negociar las cuentas que se presentarán para la negociación con otros partidos políticos. Según Hacienda, las cuentas para 2021 se presentarán en breve y serán el principal instrumento para la recuperación económica.

El Gobierno cuenta con que los presupuestos serán aprobados y entonces podrá completar la información que han enviado a Bruselas. Además, anuncia que en 2021 se efectuará la implantación plena del ingresos mínimo vital, que costará 3.000 millones de euros.

Una clave del documento son los 196.097 millones del techo de gasto, casi el 54%, que se ha aprobado de forma inédita con el objetivo de hacer frente a la pandemia. También recoge las transferencias extraordinarias a las comunidades autónomas y a la Seguridad Social, y el adelanto de los fondos europeos de recuperación.


Comentarios

envía el comentario