Una enfermera extrae la vacuna contra el coronavirus de Pfizer en una jeringa el lunes 14 de diciembre de 2020 en el Integris Baptist Medical Center en la ciudad de Oklahoma

Descubren un nuevo efecto secundario en la vacuna de Janssen

Un estudio detecta efectos secundarios novedosos en las vacunas de la farmacéutica Janssen que ponen en duda su continuidad

Los efectos secundarios de las vacunas contra la COVID-19 están en constante revisión. En esta ocasión, la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) ha descubierto nuevos síntomas nocivos en las dosis de Janssen

Desde que comenzaron a administrarse dosis contra la enfermedad, muchas han sido las voces que se han alzado en su contra. Algunas por considerar que es una técnica para que las farmacéuticas  sigan ampliando sus arcas u otras que afirman que sirven para el controlar la mente. 

Lo cierto es que muchas personas se han posicionado en su contra por los posibles efectos secundarios que puedan tener en el organismo. Hace unos meses, la vacuna  de AstraZeneca estuvo envuelta en una gran polémica, ya que se le llegó a considerar como consecuencia directa de varios fallecimientos. 

Janssen en el punto de mira de nuevos estudios

Esta semana, la EMA ha realizado varios ensayos clínicos en los que ha determinado que la vacuna Janssen  podrían tener efectos secundarios más graves. Tras los estudios, se han detectado algunas consecuencias en el organismo que han sido atribuidas a la vacuna belga. 

Otra agencia destinada al control de medicamentos, Pharmacovigilance Risk Assessment Committee (PRAC), ha refutado este estudio. Ha determinado que la administración de esta medicina provoca efectos como mareos y pitidos en los oídos, entre otros. 

Lo cierto es que ambas agencias coinciden en la aparición de nuevas sintomatologías tras la inyección de la vacuna Janssen. Pero, ¿qué efectos secundarios nuevos han descubierto?

Los nuevos efectos secundarios de la vacuna Janssen

Los síntomas novedosos que han descubierto ambas agencias incluyen algunos leves y otros más graves. La EMA fue la primera en notificar que algunas personas a las que se le había administrado dicha vacuna en cuestión presentaban mareos y zumbidos (tinnitus). 

Esta conjetura se confirmó gracias a los estudios y ensayos clínicos que realizó el PRAC. En ellos, examinaron 1 183 casos de mareos que habían sido diagnosticados como consecuencia de la medicación contra la ansiedad. 

Del total analizado han podido identificar 108 casos que se encuentran estrechamente vinculados a la administración de la vacuna. Además, otros 6 casos se encuentran actualmente en observación a consecuencia de tinnitus. 

A pesar de estos efectos de carácter leve, según las agencias, la administración de las dosis belgas es positiva y segura. Ratifican esta idea, ya que, gracias a ella, se están reduciendo los ingresos hospitalarios y las defunciones por la COVID-19

Trombocitopenia inmunitaria, un riesgo para la continuidad de la vacunación

En estos mismos estudios, la EMA ha detectado un efecto secundario que puede derivar de la inyección de Janssen. Este supone un gran riesgo para la salud que puede derivar en un final trágico para quienes lo sufran. 

Nos encontramos ante la Trombocitopenia inmunitaria, una enfermedad de carácter grave que puede ocasionar complicaciones en el estado de salud de las personas. 

Según ha explicado la EMA, esta enfermedad provoca un desplome del sistema inmunológico de las personas. Es decir, el propio organismo deteriora y destruye las células de la sangre. 

Las células en cuestión son las plaquetas. Estas son las encargadas del correcto funcionamiento y coagulación de la sangre. Esta afección puede tener como consecuencia la aparición de moratones y, en casos más extremos, el sangrado excesivo. 

Ante tal panorama, ambas agencias han recomendado actualizar los prospectos para incluir trombocitopenia inmune como una reacción adversa y grave. Asimismo, aconsejan incluir a esta enfermedad dentro del plan de gestión de riesgos como uno claramente identificado. 

Aun así, ambas agencias aseguran que estos casos son aislados y que la administración de la vacuna de Janssen es segura. Además, han afirmado que gracias a ella se está combatiendo de forma eficaz la pandemia de la COVID-19.