Primer plano de unas manos haciendo números con una calculadora

Las ayudas prometidas que han desaparecido de los planes de Pedro Sánchez

Los subsidios están atascados por culpa de la tardanza del Gobierno

La ayuda para el pago del alquiler y el subsidio para las empleadas domésticas todavía están en el aire. Ninguna de las dos prestaciones se ha implementado como prometió el Gobierno de Pedro Sánchez.

Tres meses han pasado ya desde que se declarase el Estado de Alarma en España. Al parecer, la situación sanitaria ha mejorado en los últimos días, pero la que por ahora permanece estancada es la económica. La recuperación en este sentido parece que va a ser mucho más lenta.

Para paliar el golpe a las finanzas de las empresas y particulares el Gobierno lanzó una serie de medidas. De algunas de ellas no hay rastro alguno. A pesar de que fueron anunciadas por todo lo alto y de que llevan meses publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE) no se han implementado.

Ayudas que no llegan

Las empleadas domésticas son uno de los colectivos más vulnerables del mercado laboral. Por ello, el Gobierno aprobó una ayuda temporal. Todas aquellas personas que estuviesen dadas de alta en la Seguridad Social desde antes del 14 de marzo de 2020 y hubiesen sufrido la falta de actividad, la reducción de las horas trabajadas o la extinción del contrato como consecuencia de la crisis sanitaria de la covid-19 recibirían un subsidio.

La ayuda beneficiaría a unas 20.000 empleadas y la cuantía a ingresar rondaría el 70 por ciento de la base reguladora correspondiente a la actividad que se hubiese dejado de realizar.

Por el momento, no hay rastro alguno de esta ayuda que se iba a cobrar los días 10 de cada mes.

Los motivos principales han sido que el Gobierno ha tardado casi dos meses en habilitar el proceso de solicitud de la prestación. Además, la saturación del SEPE, que es el que tiene que abonar el subsidio, no ayuda mucho.

Por otro lado, el Gobierno prohibió los desahucios durante seis meses. Además, se aprobó en el Consejo de Ministros una ayuda para las personas que viviesen de alquiler.

Abril era el primer mes de cobro de los alquileres de la pandemia, pero para sorpresa de todos la ayuda no estaba disponible.

Al igual que con el subsidio para empleados de hogar, no fue hasta mayo cuando el Gobierno acordó los detalles de una línea de créditos que beneficiaría a casi medio millón de inquilinos.

Actualmente, estos créditos están completamente atascados y no son nada atractivos para la población. Según la OCU, la efectividad de esta medida estaría siendo nula porque no se ha adherido ninguna de las grandes entidades bancarias que tienen mayor implantación nacional, entre otras cuestiones.


Comentarios