Cordón policial de la Policía Nacional

Amelia, víctima del machismo en España: falleció intentando huir delante de su hija

El matrimonió discutió y ella trató de escapar, pero él la alcanzó en el porche de casa y le dio un jarronazo en la cabeza

Luisa Amelia, una mujer de 76 años, es la víctima número 26 de la violencia de género en lo que va de año en España. Murió tratando de escapar de su marido, Miguel, en el fragor de una discusión. Sucedió ayer en Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde el pasado mes de junio tuvo lugar otro asesinato machista.

Como suele suceder en estos casos, Miguel y Luisa Amelia tenían una vida tranquila a ojos de los vecinos. No salían mucho de casa y no eran muy conocidos por el lugar aunque llevaban toda la vida viviendo ahí. Poco podían imaginar que él la acabaría matando de una forma tan cruel.

Todo empezó con una discusión en el interior de la casa, la madrugada del jueves. En medio de los gritos, Luisa Amelia intentó huir del adosado de varias plantas en la urbanización de lujo. Su marido la alcanzó en las escaleras del porche, a pocos metros de la entrada, y la agredió con un jarrón en la cabeza.

La mujer quedó malherida y ensangrentada, pero pudo proseguir su huida hasta la calle donde finalmente se desplomó. Allí se desangró en un gran charco rojo que se extendía a su alrededor. Poco después llegaron las ambulancias, pero ya era demasiado tarde y solo pudieron certificar su muerte.

Ella tenía 76 años y él 79, y dos de sus hijos tuvieron que recibir atención psicológica por lo sucedido. Una de ellas se encontró con el cadáver de su madre al llegar a casa, después de haber salido con un grupo de amigos. El agresor fue detenido en el mismo momento, con la camiseta manchada de sangre.

Los hijos de la pareja, con crisis de ansiedad

La madrugada del jueves, sobre las 00:30 horas, los vecinos de la exclusiva zona Los Planetas oyeron voces procedentes de la casa de Miguel y Luisa Amelia. Pensaron que era una disución habitual entre matrimonios. En el interior, sin embargo, se estaba fraguando un asesinato a jarronazo limpio. 

Minutos después escucharon los gritos desesperados de una de sus hijas que acababa de ver a su madre en el suelo rodeada de sangre. De los tres hijos del matrimonio, una de ellas vive fuera de Madrid y estaba de visita en casa de sus padres. Al volver a casa vio a su madre y empezó a gritar para pedir auxilio.

En ese momento, los vecinos entendieron que los gritos que acababan de escuchar no era una simple discusión. Pronto, la zona se llenó de coches patrulla de la Policía Municipal y de los servicios médicos del Summa 112. Luego llegaron la Policía Nacional, la Policía Judicial y los dos hijos del matrimonio.

La mujer yacía en el suelo con un traumatismo craneoencefálico grave, mientras que el agresor se encontraba dentro del domicilio. Los médicos tuvieron que atender también a dos hijos de la pareja, con una crisis de ansiedad. Miguel fue detenido sin oponer ningún tipo de resistencia.

Los vecinos apenas les conocían

El asesinato de Luisa Amelia en una agónica huida en el porche de su casa tienen a los vecinos de Pozuelo consternados. Una conocida del matrimonio asegura que Miguel estaba en tratamiento psicológico. No constan denuncias previas por malos tratos ni antecedentes penales.

"Parecían buenas personas, no les gustaba salir mucho", cuenta una de las vecinas al diario El Español. Ella, como muchos otros, no había notado que tuvieran problemas matrimoniales. Y añade que "siempre han sido muy educados conmigo, eran muy formales".

Los dos estaban jubilados, él había sido empresario del sector automovilístico y ella ama de casa. Tenían un alto poder adquisitivo y llevaban una vida discreta. En la zona no eran muy conocidos, pero otra vecina señala que "no se llevaban demasiado bien".

Otro asesinato machista en pocas horas

El caso se encuentra ahora bajo el secreto de sumario y hay una investigación en curso para esclarecer las circunstancias. El presunto agresor se encuentra detenido a la espera de pasar a disposición judicial. La policía retiró ayer el precinto de la casa donde horas antes había muerto la mujer.

Este es el segundo asesinato machista en poco tiempo en Pozuelo de Alarcón. El pasado 6 de junio, Jorge, ex piloto de aviación de 66 años, mató a su mujer Katherine, de 59. Primero la asesinó de un disparo en el pecho y luego se quitó la vida con la misma escopeta de caza.

Luisa Amelia es la víctima número 26 de la violencia machista en España en 2021. La 27 es Amal, una mujer de 38 años asesinada por su pareja y escondida en un baúl durante dos días. Finalmente el asesino se entregó y declaró de forma voluntaria haber acabado con la vida de la joven.

Los hechos sucedieron el miércoles por la noche, cuando los Mossos d'Esquadra detuvieron al presunto autor del crimen en Sabadell (Barcelona). Aseguraba haber matado a su pareja, una mujer de origen marroquí. Encontraron el cuerpo dentro de un baúl, con signos de violencia.

Con las muertes de Luisa Amelia y Amal ya son 27 las mujeres asesinadas por sus parejas en lo que llevamos de 2021. Las víctimas de la violencia machista en España tienen a su disposición el teléfono 016, el WhatsApp 600 000 016, y el correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es.