Los jugadores del Real Madrid celebran un gol en San Siro, frente al Inter de Milán

El mal rollo en el vestuario del Real Madrid: 'No somos amigos'

'Bomba' de un exjugador del Real Madrid: «No fue fácil integrarme en el vestuario»

Nuevo incendio a la vista en el Real Madrid. ¡Y ojo! Porqué proviene del mismo vestuario. Martin Odegaard, exfutbolista del Real Madrid, ha sorprendido a más de uno tras romper su silencio sobre un tema tabú en el mundo del futbol: los secretos del vestuario. Tajante y sin morderse la lengua, el noruego ha revelado que le costó hacer amigos en el Real Madrid y que no le fue nada fácil integrarse en el vestuario.

«Cuando estás en un máximo nivel no es tan fácil hacer amigos», explicó Martin Odegaard en una entrevista a la televisión noruega TV2. «Al menos cuando eres joven y llegas de otro lugar. Yo venía de una cultura de vestuario diferente y no es fácil integrarse», añadió.

Odegaard, que también explicó que su adaptación personal al vestuario del Real Madrid fue «difícil», aseveró: «Me encerré en mi mismo. Aquella cultura de vestuario era diferente a la que estaba acostumbrado».

Falta de compañerismo en el vestuario del Real Madrid

No es, ni mucho menos, el primer incendio en el vestuario del Santiago Bernabéu. De hecho, el periodista Juan Luis Galiacho explicaba hace tan sólo unos días que Isco Alarcón cuenta con una notable mala fama en el vestuario del Real Madrid.

¿El por qué? El ego del malagueño. El futbolista cree que el rol que tiene en el equipo no va acorde con su calidad y serían varios los informes del club que señalarían su mala fama y desidia.

Además, el periodista explicaba que el comportamiento del futbolista en el vestuario del Real Madrid y de la selección española no sería el más adecuado. Y es que de anécdotas hay varias. Sin ir más lejos, en el Real Madrid contarían con un informe con una imagen demoledora: la de Isco riéndose tras un gol del Rayo Vallecano en un partido en el Santiago Bernabéu.

«Madre mía, no juegues con él»

Pero los pollos en el vestuario blanco no terminan aquí. El mismo Karim Benzemá, buque insignia del Madrid, protagonizó otro. Fue en octubre de 2020, cuando en el descanso de un partido de Champions frente al Borussia Mönchengladbach, el galo ‘rajó’ abiertamente de Vinicius Jr.

«Él hace lo que quiere. Hermano, no juegues con él… Madre mía. Juega contar nosotros», le comentó el delantero francés a su compatriota Ferland Mendy. La imagen fue captada por las cámaras de televisión y la polémica estuvo servida durante varios días.

Cabe destacar, asimismo, que Vinicius Jr. contó durante muchos meses con la protección de Florentino Pérez. El extremo brasileño era una apuesta personal del presidente y éste no podía entender cómo el técnico Rafa Benítez le regeló al banquillo en 2018.

De hecho, tal fue la tesituara que Floretino (tras los pésimos resultados de Benítez) decidió prescindir del entrenador madrileño meses después.

No fue más que otra muestra de las disputas personales que existen en el Real Madrid. Pues los casos de Odegaard, Isco y Vinicius se suman a los ya vividos con Marcelo y Gareth Bale con Julen Lopetegui.

Y es que según reveló Eduardo Inda, la relación contractual de Lopetegui con el Madrid estalló por el mal rollo existente entre él y Marcelo y Gareth Bale. Ambos jugadores, con gran ascendencia en el vestuario, nunca entendieron las rotaciones del técnico vasco. También es cierto que la salida de Lopetegui fue precipitada por una crisis de resultados culminada con un 5-1 en el Camp Nou. 

Y se lo hicieron saber al resto del vestuario. Así pues, cuando los resultados empezaron a molestar a la planta noble del Bernabéu, ‘Floren’ tomó una decisión: echar a Lopetegui.

¿El caso de Odegaard? Fácil, uno más.