Pedro Sánchez, plano medio

El mensaje de Pedro Sánchez que tranquiliza a toda España: 'No hay que preocuparse'

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez no ha dado importancia a la sexta ola y sugiere que no haya restricciones familiares para la Navidad

Después de leer como Cataluña, a la espera de la aprobación del TSJC, sufrirá una serie de restricciones para frenar la pandemia del coronavirus, el resto de España  temblaba de miedo.

El temor a no poder disfrutar por segundo año consecutivo de unas Navidades con total normalidad sigue vigente en la población. Sin embargo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado un mensaje de tranquilidad hacia los ciudadanos.

Ha minimizado esta sexta ola de contagios y ha sugerido que no habrá restricciones para las familias durante estas fechas tan señaladas en el calendario. Todo apunta a que disfrutaremos de una Navidad lo más normal posible respecto a la situación epidemiológica que estamos pasando por el coronavirus. 

Eso sí, el Gobierno ya ha confirmado que vuelve la mascarilla obligatoria al aire libre a partir del jueves. Es de momento la única medida tomada para frenar la sexta ola y que incumbe a toda España.

Manos brindando con copas en una cena de navidad
Las celebraciones de Navidad volverán a ser protagonistas de la pandemia de coronavirus este 2021 | Unsplash

El último cara a cara del año

Ni siquiera hay tregua durante las vacaciones invernales. Coincidiendo con el ecuador de la legislatura, Pablo Casado, el líder de la oposición, no ha tenido apuro en recordar los peores momentos de la primera mitad del mandato del presidente. Además, le ha exigido poner atención en la sexta ola de la pandemia, que ya se está expandiendo por todo el país y que Pedro Sánchez "no ha aportado nada".

 

Pero la guerra no ha acabado aquí. Casado ha atacado a su "enemigo" político diciéndole que "deje de jugar a la lotería con el futuro de los españoles". Para acabar, le ha recriminado la poca intervención que está teniendo delante del coronavirus: "¿Qué más tiene que pasar para que haga usted algo?".

Los españoles respiran aliviados

Por su parte, el presidente del Gobierno no se ha inmutado lo más mínimo ante los "ataques" de la oposición. Tan solo ha acusado al líder del Partido Popular de "insultar, mentir y dedicarse a la insidia".

Volviendo al tema de la pandemia, Pedro Sánchez ha querido llenar de tranquilidad y calma a los españoles. Ha insistido, sobre todo, en el tema de la vacunación. "Pese a los vaticinios agoreros del PP, España tiene al 90% de la población vacunada con pauta completa y, por tanto, no cabe preocuparse".

 

En cuanto a las restricciones, el presidente ha dicho que "los españoles podrán celebrar la Navidad. Los abuelos y las abuelas con sus nietos y los padres y madres con sus hijos".

No cree que esta sexta ola suponga un gran problema para el territorio, por qué "España no se ha rendido y está avanzando". Por lo tanto, ha pedido al líder del Partido Popular que durante este periodo de fiestas "reflexione y tome el camino de la educación, la urbanidad y el respeto"

Sus promesas podrían romperse hoy mismo

Este mensaje que ha supuesto un verdadero alivio para la población, podría desbaratarse en cuestión de horas. La sexta hola varía el rumbo político casi cada día y lo que parecía imposible hace unos días es ya una realidad. La medida de la mascarilla obligatoria al aire libre era totalmente inesperada.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una declaración institucional, en el Palacio de la Moncloa, a 17 de diciembre de 2021
El mensaje Pedro Sánchez podría frustrarse hoy | Europa Press

 

El rey emérito, de nuevo en el punto de mira

Otro de los puntos que se han discutido esta mañana ha sido en torno al rey emérito Juan Carlos I. A instancias de Mireia Vehí, la diputada de la CUP, Sánchez ha negado que el Gobierno esté preparando la vuelta a España del pasado monarca, programada para el mes de febrero.

El Rey Juan Carlos I con el Rey Felipe VI al lado con cara de sorpresa
El Rey Juan Carlos I desea volver a España | GTRES

 

Además, el presidente ha asegurado que no se le está buscando ninguna residencia donde alojarse. Para acabar, ha pedido evitar cualquier tipo de acusación al rey Felipe VI en relación con este tema.