Leo Messi en un entrenamiento con la camiseta del Paris Saint Germain en compañía de Icardi, Neymar y Di María

El jugador que Leo Messi no quiere ver más en su equipo: le quitó la mujer a un amigo

El delantero del PSG, que comparte vestuario con Messi, ya tiene el veto del argentino: el ‘10’ no le quiere ni ver

Leo Messi sigue asentándose en París. Los cambios no son fáciles para nadie y menos para quién lleva mucho tiempo en su zona de confort. Este era, hasta hace unos meses, el caso de Messi. Tras 20 años en Barcelona, ya había dado su ‘ok’ a una renovación a la baja para seguir ligado al club de su vida. Pero de golpe y porrazo todo cambió: Messi se tenía que marchar del F.C. Barcelona y poner rumbo al PSG.

Vida nueva, hábitos nuevos. Y inicialmente le fue bien. Aun así, en el vestuario del PSG existen ciertas tensiones que incomodan al clan argentino formado por los Messi, Di María y Paredes. Y sí, según avanzó ‘L’Équipe’, dichas ‘tensiones’ tienen nombre y apellido: Mauro Icardi. El delantero argentino no es agua clara. Pues si bien es cierto que se ha labrado una destacable carrera futbolística en clubes como el mismo PSG o el Inter de Milán, también lo es que sus affaires fuera del terreno de juego hablan por si solos. Sin ir más lejos, su noviazgo con Wanda Nara es el gran foco del problema.

Leo Messi celebra su primer gol con la camiseta del PSG
Leo Messi celebra su primer gol con la camiseta del PSG | La Noticia Digital

Tensión en el vestuario del PSG: Messi e Icardi

Wanda Nara era la pareja y madre de los hijos de Maxi López allá por el 2012. Justo cuando la familia al competo decidió marcharse a Génova (Italia) para fichar por la Sampdoria. Allí, Maxi formaría dueto atacante con Mauro Icardi, un prometedor delantero argentino que había estado en las categorías inferiores del Barça. Dónde, de hecho, vería Maxi López y Leo Messi daban sus primeros pasos en el Barça de los Ronaldinho, Eto’o y Deco.

Hasta aquí todo bien, una simple historia. Pero todo se complicó cuando Mauro Icardi y Maxi López se reencontraron en Génova. Al principio eran muy amigos. De hecho lo eran tanto que Maxi lo consideraba uno más de la familia. Pues eran muchas las fotos dónde se podía ver al joven Mauro (de entonces 20 años) compartiendo momentos con la familia al completo.

Y parece ser que Wanda le cogió cariño. Tanto que la cosa se les fue de las manos. Meses después, Icardi y Wanda iniciaron un romance que dinamitó la relación de Maxi López. Le dejaron en la estocada con tres hijos pequeños.

¡Pero la cosa no termina aquí! Pues la traición de Mauri Icardi y Wanda Nara a Maxi López, de la que ya hace casi 10 años, continúa siendo la comidilla de la prensa rosa de Argentina. Sin ir más lejos, Wanda Nara nunca se ha cortado en este aspecto y ha aparecido en varios programas de televisión para hablar del tema.

¿Y ahora qué hacemos con Icardi?

Según explicó el reputado medio francés ‘L’Équipe’, Leo Messi insinuó a sus compatriotas en el club parisino (Leo Paredes y Ángel Di Maria) que mantuvieran a Mauro Icardi al margen. ¿El por qué? La relación que Leo Messi sigue manteniendo con Maxi López, con quién coincidió en el Barça entre 2005 y 2006. Y es que pese a que la etapa de Maxi en Barcelona no fue muy fructífera (era muy joven y apenas gozó de oportunidades), sí que lo suficientemente provechosa para que Messi encontrara en él un perfecto compañero de batallitas.

Por esa misma razón, y tal como aseguran dichas informaciones, el clan argentino dejó de lado a Mauro Icardi justo cuando llegó Messi al vestuario del Paris Saint Germain… ¿Será coincidencia?