Lo que le pide Europa a Pedro Sánchez para prestarle el dinero que pide

El primer ministro holandés dice que solo habrá ayudas a cambio de contrapartidas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una sesión parlamentaria reciente
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez | España Diario

¿Quieres dinero? Pues haz reformas. Ese sería el mensaje que nos mandan desde los Países Bajos. 

El primer ministro holandés avisa a España: no va a ser sencillo alcanzar un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción propuesto por Bruselas.

Holanda advierte

Mark Rutte le pide a España que busque una solución interna a la crisis provocada por la pandemia.

Antes de su reunión de ayer con el presidente Sánchez su homólogo holandés dijo que su mensaje es: «Vosotros tenéis que encontrar la solución dentro de España, y no en la Unión Europea, como se trata de hacer ahora.»

Rutte veía difícil acercar posturas en su encuentro con Pedro Sánchez. Holanda no tiene ninguna prisa por acordar las condiciones de acceso al fondo de recuperación post pandemia en la próxima cumbre europea que se celebrará el viernes y el sábado.

El gobierno holandés defiende que la única forma de dar su apoyo a un futuro fondo de ayuda a los países más afectados por el covid-19 es que sea en forma de préstamos a devolver y no de subvenciones.

Rutte piensa que por cada euro prestado se tendrían que hacer reformas económicas a nivel nacional. En su opinión: «Ya se escucharon antes promesas de reformas que nunca se llevaron a cabo.»

Sánchez defiende su posición

Los dos presidentes se reunieron en la residencia oficial del primer ministro holandés. Pedro Sánchez asistió con una nutrida delegación.

Será la misma que le arropará también en sus próximos viajes a Berlín y Suecia. En dichas reuniones debatirá igualmente con sus respectivos homólogos las condiciones del fondo europeo.

Después de la reunión Rutte y Sánchez compartieron un almuerzo en su residencia antes de la visita del primer ministro de Italia Giuseppe Conte. 

Con Conte el primer ministro holandés también mantuvo una reunión y una cena para tratar este tema y preparar la reunión de Bruselas del próximo 17 y 18 de julio.

Rutte ya apuntó que no se siente presionado por estas reuniones con los líderes de los países del Sur de Europa. Advirtió que «no está hecho de plastilina y puede gestionar los intentos de presión por parte de sus colegas europeos». 

Insiste en que para su país es fundamental que se concreten reformas económicas para hablar del fondo de reconstrucción.


Comentarios

envía el comentario