Foto de un trabajador en una obra

El modelo que quieren traer a España: Podrías jubilarte mucho antes

El sistema sueco o mixto de pensiones permite adelantar la jubilación a los 61 años con aportaciones privadas

España se encuentra en pleno proceso de reforma del sistema de pensiones para asegurar las jubilaciones del futuro. El envejecimiento de la población y la crisis económica ponen en serio riesgo el sistema público de pensiones. Esto abre el debate sobre cuestiones como el modelo y la edad de jubilación.

En los próximos presupuestos se verán ya reflejados los cambios en la normativa sobre las pensiones. Esto incluye la revalorización con respecto al índice de precios (IPC), y una subida del 3% de las pensiones contributivas y no contributivas. Para asumir el aumento del gasto, el Gobierno aumentará las cotizaciones a la Seguridad Social.

A partir de 2023, los trabajadores con base mínima de cotización (1.050 euros) pagarán un euro más a la Seguridad Social cada mes. Los que tienen la base máxima de cotización (4.070 euros) pagarán 4 euros más cada mes. En el trasfondo está la discusión sobre el modelo de pensiones que queremos para el futuro.

La crisis del modelo español

Hace unos años, la hucha de las pensiones estaba en cerca de 60.000 millones de euros, y hoy está en apenas 2.000 millones. Esto amenaza seriamente la sostenibilidad del sistema público de pensiones. En las últimas horas ha empezado a sonar con fuerza el modelo sueco, que algunos expertos piden implantar en España.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, lleva a cabo una reforma de las pensiones | GTRES

El modelo sueco de pensiones es un sistema mixto en el que las jubilaciones se financian a través de dos vías: las cotizaciones a la Seguridad Social, y las aportaciones realizadas por las empresas y los trabajadores a fondos de pensiones privados. Es decir, una privatización parcial del sistema de pensiones para su supervivencia.

Una de las grandes diferencias entre el modelo sueco y el español, es que en Suecia los trabajadores se jubilan a los 61 años. En España lo hacen a los 65, y los empresarios ya están pidiendo retrasar la edad hasta los 70. La diferencia en la edad de jubilación radica en la eficiencia del sistema.

El éxito del modelo sueco

La clave está en las aportaciones privadas que complementan la cantidad percibida por las pensiones públicas. Es decir, allí donde no llegan las cotizaciones a la Seguridad Social lo cubren los planes privados de pensiones. Los trabajadores y las empresas contribuyen mensualmente a esa capitalización.

Si el sistema funciona tan bien es también debido a su transparencia, y es que el trabajador puede ver en cada momento cuánto cobrará si se jubila a una determinada edad. Cada uno recibe anualmente un saldo de cuenta con las cotizaciones realizadas para calcular la edad de jubilación en función de sus intereses.

Primer plano de las manos de un abuelo sujetando un bastón
La edad de jubilación podría cambiar muy pronto en España | PIXABAY

De hecho, el cálculo de las pensiones también es diferente. En España se hace aplicando a la base reguladora los años cotizados en la Seguridad Social. En Suecia, la pensión resulta de la división entre el dinero aportado y la esperanza de vida estimada a su jubilación.

Tres tipos de jubilación

A partir de aquí se establecen tres niveles para calcular la pensión que corresponde a cada empleado. En primer lugar está el nivel no contributivo, orientado a los trabajadores que no llegan a los años cotizados que exige la ley. Su cuantía está financiada con los impuestos.

Los otros dos modelos son contributivos, y están financiados con las aportaciones de los trabajadores y las empresas. Uno de esos modelos es público, mientras que el otro está financiado con aportaciones a entidades privadas. Este sistema lleva tres décadas funcionando con una eficacia solvente.

¿Se puede exportar a España?

Pero, ¿sería realmente exportable este modelo a España? Buena parte de los empresarios defienden el modelo mixto como solución viable a la crisis de las pensiones en nuestro país. Sin embargo, también son partidarios de aumentar la edad de jubilación a los 70 años.

En cambio, el sistema mixto de pensiones no es bien visto por parte de los sindicatos, que advierten de la diferencia de los salarios entre Suecia y España. Imponer este modelo supondría, dicen, cargar sobre las espaldas de los trabajadores el futuro de las pensiones. El debate sigue abierto, pero el modelo sueco ya está encima de la mesa.

VÍDEO DEL DÍA

EL VÍDEO DEL DÍA