El arquitecto Ricardo Bofill, en archivo

Muere el célebre arquitecto Ricardo Bofill, ex consuegro de Julio Iglesias

Entre sus obras más preciadas destacan el famoso Hotel Vela y el Teatre Nacional de Catalunya

Consternación en el mundo de la arquitectura española. El arquitecto y urbanista catalán, Ricardo Bofill, ha fallecido a los 82 años de edad.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Entre sus obras más preciadas destacan el famoso Hotel Vela y el Teatre Nacional de Catalunya, ambos construidos en Barcelona. Bofill también tiene un legado en Madrid, donde edificó célebre el Parque Manzanares. 

La triste noticia la ha confirmado ‘La Vanguardia’. Bofill fue consuegro del cantante Julio Iglesias, pues su hijo Ricardo Bofill Jr. estuvo casado con Chabeli, hija del artista. Posteriormente este, asiduo en programas como 'Crónicas Marcianas', dejaría a Chabeli y tendría un romance con Paulina Rubio. 

Bofill nació en Barcelona, su ciudad fetiche, justo el año que acabó la guerra civil española, en 1939. Cursó sus estudios en la Escola Tècnica Superior de Arquitectura de Barcelona, centro del que fue expulsado en 1957 por su militancia política, según ‘La Vanguardia’. 

Tras esta experiencia se marchó a Suiza a estudiar y a formarse y fundó su Taller de Arquitectura en 1963. Este Taller ha encabezado algunas de las más célebres obras arquitectónicas que se han hecho alrededor del mundo en los últimos 50 años.  

Sus obras en Barcelona

Y es que si paseamos por la playa de Barcelona y alzamos la vista seguramente observaremos el Hotel Vela. Esta es una de las obras más reconocidas del arquitecto Bofill, quien en su ciudad natal también hizo el Teatre Nacional de Catalunya (TNC). 

▶️ VÍDEO: Pedro Sanchez y el PSOE, rotos: Muere de repente José de Francisco

Además también es el padre de obras como los jardines del Túria, en València; el Parque del Manzanares, en la capital de España, en Madrid, el Casablanca Twin Center, en Casablanca, o el complejo Citadel Center de Chicago.  

Bofill ha sido un constante renovador de las técnicas arquitectónicas y nunca se acomodó en el pasado. Fue un artista de lo más vanguardista y se destacó por formarse hasta sus últimos días. Finalmente, el arquitecto ha fallecido este viernes, 14 de enero, en Barcelona, la misma ciudad de sus amores y que le vio nacer. 

Además, Bofill tiene sus obras repartidas por todo el mundo, así como por toda Catalunya, donde ejerció durante gran parte de su dilatadísima trayectoria.