Multa de 200 euros y retirada de puntos si no haces esto al volante

La atención sanitaria en un accidente es vital, pero también que los conductores permitan el paso de los servicios de emergencia. En caso de entorpecer u obstaculizar el paso, habrá una sanción para el conductor tal y como indica el Reglamento General de Circulación.

Imagen de efectivos del SAMUR junto a la Policía Local en un accidente de tráfico
El incumplimiento del efecto pasillo conlleva a una sanción económica y pérdida de puntos | Emergencias Madrid
 

Un accidente en la carretera paraliza o, al menos, ralentiza la circulación vial. De esta manera, surgen retenciones de tráfico que dificultan o retrasan la llegada de los servicios de emergencia al lugar del suceso.

Atendiendo al artículo 69 del Reglamento General de Circulación, los conductores están obligados a hacerse a un lado de la carretera para facilitar el paso de los vehículos de emergencias. En caso de incumplimiento, se considerará una infracción grave.

Esto quiere decir que, si no se facilita el paso a los sanitarios, a los agentes de la autoridad, a las ambulancias, a los bomberos, … al lugar del accidente, la sanción será de una multa de hasta 200 euros y la consiguiente pérdida de puntos del carnet.

Estos vehículos, por considerarse prioritarios, estarán exentos de respetar las señales viales y podrán excederse del límite de velocidad. Eso sí, siempre y cuando no pongan a nadie en peligro.

El efecto pasillo

Despejar la carretera para permitir el paso de las personas que acuden al auxilio se conoce como efecto pasillo. Su objetivo es que los vehículos con prioridad tengan la vía despejada para llegar con la máxima rapidez posible al punto donde ha ocurrido el accidente.

Los conductores conocen la llegada de dichos vehículos por sus señales acústicas o lumínicas. En caso de que sea innecesario detener la marcha del tráfico, los vehículos distintos a los servicios de emergencias deberán continuar su trayectoria por el margen derecho.

No obstante, para continuar la marcha se deben tener en cuenta las características de la vía y la cantidad de tráfico que hay en ese momento en esa carretera.

La 'hora de oro'  o los primeros sesenta minutos desde que sucede el siniestro son cruciales. Que los accidentados sobrevivan o no dependerá de la llegada a tiempo de los servicios de emergencias para atender a los heridos y de la gravedad de la colisión.

Los conductores deben saber cómo proceder en caso de presenciar un accidente. Incluso si se encuentran en una retención de tráfico debido a una colisión. Es imperante saber controlar el estrés y la tensión y, cómo actuar para no convertirse en un obstáculo para las personas que acuden a socorrer a las víctimas.

Normas de circulación en caso de colisión

La Dirección General de Tráfico (DGT), subraya que los vehículos que circulan por el carril contrario se aparten también hacia la derecha. Es decir, que se coloquen en el arcén. De este modo, el pasillo quedará hecho en el centro de la carretera.

En el caso de que la autopista sea de tres carriles, los coches que circulan por el carril izquierdo tendrán que pegarse a la mediana. Los vehículos que se encuentran en el carril izquierdo o en el derecho, deberán pegarse ambos a la derecha.

En definitiva, se trata de que los equipos de emergencia llegue cuanto antes para poder atender a las personas que realmente lo necesitan y que la colisión no tenga que lamentar fallecidos o víctimas en estado grave de salud. 


Comentarios

envía el comentario