Una mujer paseando en Madrid con la mascarilla puesta.

Ocho comunidades de España deberán tomar ya nuevas restricciones

Los contagios de coronavirus se han disparado en las últimas semanas

La quinta ola del coronavirus sigue extendiéndose por todo el país. Cataluña fue la primera comunidad en notar su fuerte explosión de contagios, pero hay otras que ya se acercan a su situación. Con los datos actuales, hay ocho comunidades más donde la progresión está disparada.

El grupo de biología computacional Biocomsc de la Universitat Politècnica de Cataluña (UPC) ha elaborado un informe donde así lo corroboran. Ahora mismo hay seis comunidades que superan los 500 casos de incidencia, que es la media en todo el país. Además, la progresión de otras dos comunidades apunta a que pronto la superarán también. 

Como consecuencia, la media española también ha sufrido un gran repunte. Hace una semana, la incidencia acumulada en dos semanas era de 278 casos por cada 100.000 habitantes. Con los 500 actuales, significa que este índice ha subido un 80 % en el lapso de una semana. 

Las 8 comunidades donde más crece la quinta ola

Todas las comunidades autónomas, sin excepción, se encuentran en un momento de expansión de la pandemia. Todas ellas superan el 1 como número R, es decir, la velocidad de propagación del virus. Solo la ciudad autónoma de Melilla, con 0,97, está todavía por debajo.

Aragón (2,14), Galicia (1,84), Castilla y León (1,63), Navarra (1,61) y Murcia (1,60) son las zonas donde más rápidamente crece. Les sigue Madrid (1,56), Asturias (1,49), Ceuta (1,44) y el País Vasco (1,42). Es decir, son las ocho comunidades donde la pandemia más está creciendo.

Cataluña actualmente tiene una velocidad de transmisión de 1,36, pero llegó a rozar los 4 puntos. Así, la región ha conseguido frenar la expansión gracias a las medidas más duras de esta ola. Hoy mismo se empieza a aplicar el toque de queda, con la intención de que estos datos sigan bajando.

En cuanto a la incidencia, la región catalana es la única que de momento supera los 1 000 puntos, con 1 107,5 casos concretamente. En un rápido ascenso se encuentran ya Castilla y León (825,8), Navarra (779,2) y Aragón (587,9). Pero Asturias (563,1), Cantabria (558,9), la Comunidad Valenciana (408,8) y Baleares (378,6) también crecen a marchas forzadas.

Por ahora, las únicas regiones que todavía no están en riesgo extremo son Canarias (281,3), Galicia (279,3), Murcia (217,6) y Castilla-La Mancha (151,3). Junto a ellas, las ciudades autónomas de Ceuta (85,5) y Melilla (155) también están por debajo de ese umbral.

¿Más restricciones para todas?

Pero el hecho de que todas las autonomías estén subiendo no significa que todas vayan a aplicar medidas duras. O por lo menos eso asegura Clara Prats, coordinadora del equipo COVID de Biocomsc. "Cada comunidad debe evaluar su situación en función de la incidencia, el número R, la cobertura vacunal y la capacidad del sistema sanitario", expone.

La investigadora avisa que esta situación no se está dando solamente en España, sino también en "gran parte de Europa". Durante la pandemia, rara vez la velocidad de transmisión había sido superior a 1,5. En esta quinta ola, en algunas zonas se ha llegado a doblar esa cifra. 

Castilla y León, Navarra, Aragón, Asturias y el País Vasco son las cinco regiones en alerta extrema y con una velocidad de transmisión alta. Esto significa que deberían ser las regiones con más restricciones para frenar los contagios.

Sin embargo, zonas que en principio están mejor, como la Comunidad Valenciana, tienen restricciones más duras. De hecho, Valencia (408 casos hoy) adoptó antes el toque de queda que Cataluña (1 105 casos hoy). 

La variante delta es probablemente una de las culpables de esta progresión explosiva de contagios, pero no la única. El fin de las restricciones más duras, la relajación de la población y la amplia cobertura vacunal también son factores a tener en cuenta.