Un médico realiza el test del Coronavirus a una paciente

Cincuenta euros por desinfectar: El ‘suplemento Covid’ llega a algunos negocios

En algunas clínicas dentales cargan al paciente el gasto adicional de desinfección a raíz de la crisis del coronavirus

Cincuenta euros de suplemento de material necesario para prevenir infecciones por Covid-19. Esta es la respuesta que recibió Marie Diane Bourlon de una clínica dental de Palma de Mallorca el pasado 5 de mayo cuando pidió cita de urgencia para acudir a la consulta. El «suplemento Covid» ya ha llegado a muchos negocios, y se paga caro.

El llamado «suplemento Covid» es un cobro extraordinario que algunos sectores, entre ellos odontólogos, han comenzado a aplicar durante la crisis del coronavirus, y puede traer sorpresas desagradables al contratar un servicio.

En el caso de Marie Diane, tras sentirse de una infección bajo un puente dental recurrió a una red de clínicas a la que ya había acudido antes, pero que ahora le pedían un cargo extra. La clienta no dudó en mostrar su indignación: «Cobran 50 euros independientemente del precio de la intervención. ¿Y si hubiera tenido que ir tres veces? ¿Hubiera tenido que pagar 150 euros?».

Según ella, «es un aprovechamiento vergonzoso», y cree que deberían ser los centros los que asumiesen estos costes y nocargarlos a los pacientes. Por eso al final optó por otra clínica sin recargo, donde además le proporcionaron un kit de mascarillas y guantes para su protección.

Pero el caso de esta clínica dental en Mallorca no es un caso aislado, ya que el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, admite la existencia de esta tasa extra en los servicios que brindan algunos centros, y además dice que se trata de una práctica «absolutamente legal».

Según Castro, el odontólogo tiene el deber de dar a conocer al cliente las modificaciones del cobro, pero más allá de eso defiende que su entidad controla el hacer profesional y no entra en asuntos económicos: «De hecho, lo tenemos taxativamente prohibido, y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia actúa si fijamos precios o recomendamos tarifas».

Clínicas dentales y talleres de reparación

Por eso dice que se trata de un contrato de obra entre el dentista y el paciente, en el que este última puede aceptar o rechazar las tarifas y evitar, si lo desea, esa «tasa Covid». Castro defiende la libertad absoluta de fijar tarifas que cada uno tiene en su trabajo, en su negocio, y cree que se debe al desembolso adicional de los dentistas durante la crisis.

«Hay dentistas que lo asumen dentro de los tratamientos y ganan menos», dice, «pero otros optan por repercutir este gasto excepcional a los pacientes mediante el aumento de las tarifas o la creación de un suplemento».

El precio en los equipos de protección individual, como guantes y mascarillas, han multiplicado su precio por cuatro, recuerda Castro, y muchos centros se vieron obligados a donarlos al inicio de la emergencia y luego se encontraron con la obligación de volverlos a adquirir. Todo esto, según dice, encarece el precio de algunos servicios, y más teniendo en cuenta que las clínicas dentales han visto reducido el número de pacientes ya que sólo atienden urgencias.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) está recibiendo quejas por el cobro adicional de hasta 60 euros, por los servicios de higiene y protección contra el coronavirus de algunos negocios como clínicas dentales y talleres de reparación de automóviles. «Puede ser exagerado, pero es legal», dice el organismo.


Comentarios