Un sanitario vacunando a una persona

Pechos más grandes en mujeres: el efecto secundario que han notado tras la vacuna

Los expertos señalan que la vacuna podría inflamar los ganglios linfáticos

A medida que transcurren las semanas se van conociendo nuevos efectos secundarios de las vacunas del coronavirus. El último, el incremento del tamaño de los senos entre las mujeres. Se trata de algo inesperado, con lo que no contaban los expertos.

Un elevado número de mujeres noruegas fueron las encargas de alertar sobre ello. Todas coincidían en que habían recibido la vacuna de Pfizer. El tema empezó a generar interés a raíz de la denuncia de una joven de 17 años en TikTok.

La chica, de nombre Emma, asegura que 15 días después de recibir la vacuna apreció un aumento en el volumen de sus pechos. Algo que le provoco cierta angustia al tratarse de una reacción que desconocía.

Admite que experimentó "una sensación extraña", que incluso le llevó a sufrir una "especie de crisis para mí". Ese cambio en el cuerpo le obligó a "comprar un sujetador más grande", aclara.

Después de recibir la vacuna de Pfizer y de abordar lo ocurrido con sus seguidores en las redes sociales se dio cuenta de una cosa. Su caso no era una excepción. Había más gente que habría sufrido esos efectos.

Varias mujeres se dirigieron a ella para contarle hechos similares. Otra chica, Elle Marshall, relató en TikTok un caso parecido. En su caso, aseguró que tras inmunizarse con la misma vacuna sus pechos habían crecido "casi dos tallas".

La opinión de los expertos sobre el incremento de los pechos

Después de darse a conocer estos casos, los medios locales han querido conocer la opinión de los expertos. Los motivos por los que podrían darse un aumento de los senos en las mujeres.

Según ellos, estos cambios obedecerían a motivos totalmente naturales. En declaraciones a NRK, el doctor Heinrich Bachmann, aseguró que este cambio en el cuerpo de las chicas es solo aparente. En realidad está motivado por la inflamación temporal de los ganglios linfáticos.

Se trata de un efecto que puede prolongarse durante unas semanas, pero que no implica problemas para la salud. El médico de la Agencia Noruega de Medicinas Steinar Madsen mantiene la misma teoría.

Sostiene que en torno al "10% de las mujeres que reciben la vacuna tendrán los ganglios linfáticos de las axilas inflamados". Al parecer, esto provoca que los senos "sean impulsados un poco hacia adelante" y se dé la sensación de mayor volumen.

También ha querido dar su punto de vista la empresa Pfizer. Según difunde RT, la farmacéutica desconocía este tipo de secuelas y nadie había comunicado ningún caso de estas características.

El gerente de comunicaciones de Pfizer, Jofim Henriksen, en cualquier caso, aclara que no se descarta una reacción inmunológica de este calibre.

Desde el comienzo de la pandemia, Noruega ha contabilizado 133 000 positivos por COVID-19, con una media de 180 casos al día. En cuanto al número de fallecidos, la cifra se eleva hasta las 800 personas, según recoge The Norwegian Institute of Public Health.

Más secuelas en las mujeres

El crecimiento de los senos no es el único efecto secundario experimentado por las mujeres. Un estudio realizado en España desvela que también sufren alteraciones en el ciclo menstrual.

Muchas de ellas han experimentado atrasos o adelantos en la regla, pero también sangrados irregulares. Esto se ha podido comprobar sobre todo en las últimas semanas, cuando las dosis se han administrado entre la población de 30 y 40 años.

Las autoridades sanitarias todavía no han querido confirmar este hecho, pero los problemas reportados por miles de mujeres avalan esta hipótesis.

El trabajo de investigación fue realizado por la enfermera Laura Baena a raíz de los problemas sufridos por unas compañeras. Y es que enfermeras y matronas de un hospital de Granada habían experimentado trastornos en la menstruación tras vacunarse.