Imagen del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia

Pedro Sánchez pone la fecha para las próximas elecciones generales en España

Las elecciones generales se celebrarán el próximo año
▶️ El presidente de Ucrania hablará en España en los próximos días
Pedro Sánchezcomicios

Las próximas elecciones generales tendrán lugar en diciembre de 2023, por lo que serán "en tiempo y forma", señaló el presidente. De esta manera, garantiza la "estabilidad" de la legislatura.

Sánchez explicó en una entrevista con Susanna Griso que "la política son soluciones". Aprovechó la oportunidad para mandar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos. Las elecciones no coincidirán con ninguna fecha festiva.

"No serán ni el día 24 ni el 31, que no se inquieten los españoles", señaló. Tampoco sería visto con buenos ojos que se celebraran el día 10, justo después del puente de la Constitución y de la Inmaculada. Por lo tanto, ese mes quedarían libres únicamente dos fechas, que serían el 3 y el 17.

La intención del presidente es convocarlas una vez que finalice la presidencia de turno de España en la Unión Europea. Esto tendrá lugar durante el segundo semestre de 2023. Le corresponderá asumir dicha función del 1 de julio hasta el 31 de diciembre del próximo año.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una declaración institucional, en el Palacio de la Moncloa, a 17 de diciembre de 2021
Sánchez desea celebrar las elecciones en diciembre de 2023. | Europa Press

Durante la entrevista en Antena 3 ha mostrado su intención de recuperar "la costumbre de que las legislaturas sean de cuatro años. Al igual que los presupuestos sean en tiempo y forma".

También quiso hacer referencia al 'efecto Feijóo'. Las últimas encuestas publicadas por algunos medios dan como futuro inquilino de Moncloa al político del PP. Rondaría los 125 escaños, según estas estimaciones de voto.

"Son los mismos datos que daban las encuestas a Casado", señaló tranquilo el presidente del Ejecutivo. Y todo ello pese a que en cuestión de 15 días, los populares han sacado una ventaja de hasta 24 escaños al PSOE.

Las próximas elecciones generales prometen ser muy reñidas. En ellas también desempeñarán un papel esencial formaciones como Podemos o Vox. El líder de los socialistas fue preguntado sobre la posibilidad de un gobierno en España compuesto por PP y la formación de Abascal.

"Lo que me queda claro es que quien va a gobernar es Vox", sentencia. En más de una ocasión ha insistido en la necesidad de evitar la entrada de la ultraderecha en los ejecutivos.

Sobre la mesa también se puso otro tema de relevancia como la fecha de celebración del debate del Estado de la Nación. Son siete años los que lleva sin celebrarse y Sánchez ha asegurado que se llevará a cabo en "este periodo de sesiones". Por lo tanto, lo más probable es que se haga en mayo o junio.

Desmintió en todo momento que no haya dado la cara durante su mandato. Señaló que fue uno de los presidentes que "más ha comparecido" ante las distintas intervenciones para informar sobre el coronavirus.

Pedro Sánchez, obligado a revisar el crecimiento a la baja

La guerra también ha afectado de manera importante a la economía nacional. Pedro Sánchez ya ha adelantado que esto provocará "una revisión a la baja de las cifras de crecimiento". En cualquier caso, esto no supondrá que "España no vaya a seguir creciendo".

La previsión del aumento estaba situado en el 7%, pero el Banco de España lo rebajó al 5,4%. Será la ministra de Economía, Nadia Calviño, la que deba concretar el encogimiento del crecimiento del PIB.

"No le pongo paños calientes a la situación económica ni me escudo en la guerra", declaró Sánchez. Espera que la inflación desbocada, que puede llegar a alcanzar el 7,5% al término de 2022 sea "solo un problema coyuntural". Que se pueda atribuir a la guerra y a situaciones aisladas.

En lo que se refiere a la reducción de impuestos que reclama la oposición, lo ve imposible en estos momentos. "Todos aquellos que hablan de bajar impuestos, lo que están anunciando son recortes", apunta. Considera que "una rebaja generalizada no es creíble".