Felipe IV y el ministro Grande Marlaska reunidos en Zarzuela para tratar la crisis del coronavirus

El rey Felipe tiene claro en qué políticos no confía nada: El secreto que lo demuestra

El rey mantiene una actividad muy visible durante la actual crisis del coronavirus con reuniones constantes con fiderentes dirigentes políticos

De sobra es conocida la postura de Unidas Podemos e Izquierda Unida  sobre la monarquía española. A pesar de compartir Gobierno con el PSOE, que apoya claramente a la institución, los dirigentes morados no están dispuestos a ceder ante Felipe VI. 

La figura del rey se ha agrandado durante estas últimas semanas debido a su intervención y participación activa en la crisis del coronavirus, que quizás sea más visible ahora en un intento de afianzar la monarquía tras el escándalo de las  cuentas opacas de Juan Carlos. 

Un escándalo que, por cierto, Unidas Podemos sigue pidiendo investigar.  Este mismo lunes, los senadores de las distintas confluencias moradas y los partidos independentistas para exigir una comisión de investigación  sobre las cuentas en paraísos fiscales atribuidas al rey emérito. 

Debate abierto

La crisis institucional de la monarquía parece que está reabriendo el debate en las calles sobre monarquía y república, con iniciativas como la cacerolada desde el balcón durante el discurso de Felipe VI del pasado 18 de marzo. 

El propio  Pablo Iglesias defendió la reivindicación popular alegando que «en este país hay libertad de expresión», a la que vez que evitaba entrar en mayor debate argumentando  que «como responsable de mi partido, mi posición es conocida». 

La postura de Pablo Iglesias  y su partido con respecto a la monarquía no solo es que sea de sobra conocida, sino que  hoy ha sido nuevamente latente a través de numerosas publicaciones en redes sociales.

Hoy 14 de abril  se celebra el aniversario de la II República, un momento que las formaciones de Unidas Podemos e Izquierda Unida no han dudado en recordar.

Partidario de los ministros socialistas 

Ante esta situación no es difícil de entender que a Felipe IV le resulte incómodo tratar con políticos que no entienden su figura y exigen un referéndum donde se determine su permanencia como Jefe de Estado. 

Cuando ha sido requerido, el rey sí ha mantenido una relación cordial con los políticos de Unidas Podemos, pero hay un dato que apunta que Don Felipe prefiere contactar con dirigentes socialistas. 

Desde que inició la crisis del coronavirus, el rey ha mantenido constantes reuniones con los ministros españoles y el Comité de Gestión Técnica del Coronavirus, pero resulta curioso que aún no se haya reunido con ningún miembro del Gobierno del partido morado. 

Según apunta una información de 'El Mundo', Felipe VI se ha reunido ya condiez ministros, con algunos incluso ha repetido, pero ninguno de ellos de Unidas Podemos, ni siquiera con la titular de Trabajo,  Yolanda Díaz, tan implicada en esta crisis. 

Con toda seguridad el monarca se acabará reuniendo con los dirigentes de todos los ministerios, pero quizás esto sea un indicativo de las preferencias que tiene el rey en cuanto a establecer contacto los miembros del Gobierno.

EL VÍDEO DEL DÍA