Llega el esperado respiro esta semana: adiós al calor más extremo, pero ojo con las tormentas

Las temperaturas se normalizarán con calor soportable de verano, pero los chubascos pueden ser fuertes

Imagen de un ray cayendo en Barcelona
Las tormentas irán a más esta semana | Archivo

El fuerte y largo ‘calorazo’ que hemos sufrido estas últimas jornadas tiene las horas contadas y esta semana llega el respiro tan esperado por la mayoría de los españoles tras días de 40º o más. Las temperaturas irán bajando día tras días, con tendencia a una normalización y ambiente veraniego mucho más confortable. No obstante, las tormentas irán a más y afectarán muchas más zonas, localmente con fuerza.

Adiós al peor calor

En cuanto a las temperaturas, tirarán para abajo esta semana con calor mucho más confortable. La mayoría de máximas en el interior se moverán, en general, entre los 30º y 35º a partir de media semana y durante los siguientes días, con tan solo rebasando esta cifra ligeramente en el interior nordeste algunos días, sin llegar, ni mucho menos, a los temidos 40º.

Asimismo, habrá jornadas con tormentas fuertes, por ejemplo, el martes en el centro, donde los termómetros se desplomarán de golpe transitoriamente. En la mayoría de costas costará superar los 30º, con bochorno en el Mediterráneo. Pico de calor en el Cantábrico entre martes y miércoles, pero clara refrescada después.

Pese al intenso calor, las noches cada vez serán de mejor dormir en general, aunque en el Mediterráneo aún hará bochorno. No se ve una vuelta del calor extremo a medio plazo, así que seguiremos con un ambiente normalizado de verano.

Alerta por fuertes tormentas

Si nos fijamos en el estado del cielo, las tormentas irán a más y, de cara a las próximas horas, pueden ser muy intensas en gran parte del centro, mesetas, Alto Ebro y Cantábrico. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado alertas por fuertes aguaceros, localmente con granizo, de cara al martes en todas estas áreas.

De cara a los siguientes días, las tormentas y chubascos se reducirán claramente y se concentrarán en áreas de la mitad norte, especialmente en áreas de montaña y llegando algunas precipitaciones en el Cantábrico. No se ve una situación de lluvias generales a la vista.


Comentarios

envía el comentario