Aprovechemos el gran respiro: el fuerte calor no tardará en volver esta semana

Las temperaturas bajan claramente en el inicio de una semana que acabará con ambiente muy pesado

Imagen de una salida de sol en el Delta del Ebro
El ambiente será más soportable en el inicio de esta semana | Agustí Descarrega

El tiempo ha dado un vuelco en este inicio de semana con temperaturas que bajan claramente, especialmente en la mitad este y centro, donde el calor será mucho más contenido y, en el conjunto del país, podremos respirar claramente más que en los últimos días, excepto en el suroeste, donde los termómetros no dan tregua. No obstante, todo indica que, a partir del miércoles y jueves, el calor intenso volverá a ser el protagonista, aunque parece que de lejos los valores de las últimas jornadas.

Calor contra fresco esta semana

En cuanto a las temperaturas, bajarán claramente en el inicio de esta semana, especialmente en el este, centro y Baleares, donde la mayoría de máximas se moverán entre los 28º y 34º los más altos. En general el calor será mucho más confortable, aunque en el interior suroeste de la península seguirá el ambiente muy cálido, razón por la cual la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene algunas alertas por calor extremo activas en esta zona. 

De cara al martes, los termómetros aún pueden bajar un poco más en el Mediterráneo con ambiente muy soportable, pero ya empecerán a subir las temperaturas en el oeste. No será hasta el miércoles y, especialmente, a partir del jueves, cuando el calor apretará mucho más en general y se volverán a superar los 35º en gran parte del interior y a rondar o superar los 40º en el interior suroeste.

También parece que el jueves puede ser un nuevo día muy caluroso en el Cantábrico, aunque las máximas de más de 30º durarían pocas horas en este punto. Por lo tanto, volverían los valores tórridos a finales de semana, pero no llegaríamos a los extremos de la semana pasada.

Tiempo bastante tranquilo

En cuanto al estado del cielo, estos primeros días de la semana estarán marcados por una situación más cambiante entre sol e intervalos nubosos y tan solo algunos chubascos en el Mediterráneo. Asimismo, llegarán algunas precipitaciones débiles y puntuales en el Cantábrico, mientras que se repetirán chubascos de tarde en puntos de montaña del norte y este, especialmente en Pirineos.

No se ven grandes lluvias a la vista en esta primera quincena de agosto, más allá de chubascos puntuales, especialmente en el norte. Nos encontramos en los días clásicamente más cálidos del mes de agosto y tocará sudar aún unos cuantos días, así que aprovechemos el respiro que nos dan los termómetros en el inicio de esta semana.


Comentarios

envía el comentario