Imagen de un hombre pescando en Alboraya, Valencia

Alerta naranja en España por el calor más tórrido e insoportable del año esta semana

Los termómetros superarán los 40ºC en puntos del sur y ampliamente los 35ºC en gran parte del interior

El calor  seguirá presente a lo largo de toda esta semana en España y llegará a un nuevo pico a lo largo de este próximo martes y miércoles. Con ello, de nuevo se van a registrar los valores más elevados  de lo que llevamos de  año  en nuestro país. Por otro lado, a partir del miércoles podrían volver algunos chubascos de tarde en puntos del centro y norte peninsular, pero serían fenómenos anecdóticos. En definitiva, tocará sudar mucho en prácticamente todo el territorio, sobre todo en el interior, donde se superarán ampliamente  los 35ºC,  mientras que en el interior de Andalucía y en el valle del Guadalquivir se superarán los 40ºC.

Más alertas por calor extremo

La peor parte del ‘calorazo’ se espera entre el martes y el miércoles, 7 y 8 de julio, cuando los termómetros marcarán  entre 35ºC y 40ºC en gran parte del interior, sobre todo la zona central, rozando incluso a los 40ºC en Madrid capital. Asimismo, se alcanzarán o  superarán los 40ºC, incluso con algún 42ºC,  en la zona interior de Andalucía, especialmente entre Córdoba y Jaén. Por esta razón, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado alertas amarillas y naranjas en muchas provincias interiores por  calor extremo. 

De cara al jueves, la situación irá a la baja en el centro y sur con calor  que aflojará un poco, aunque seguirá siendo muy intenso. No obstante, los termómetros tocarán techo en el este, donde se superarán los 30ºC en el litoral y los 35ºC en el interior, incluso llegando a los 38 o 40ºC en el valle del Ebro. Entre lunes y miércoles, las alertas por  temperaturas extremas  abarcarán media España. Calor  muy sofocante en general, siendo más moderado cuando más al Cantábrico, donde no se alcanzarán los 30ºC.

Sin muchas lluvias a la vista

El  sol será el gran protagonista de la  semana  y no se esperan lluvias con el permiso del paso de algunas nubes altas y también la aparición de nubes de evolución diurna tanto miércoles como jueves. La excepción será el Cantábrico, donde estos primeros días de la semana  estarán marcados por un tiempo movido con lloviznas. A partir del viernes, todo parece indicar que volvería a estabilizarse el tiempo con  temperaturas que volverían a subir, especialmente en el centro y sur peninsular con valores otra vez tórridos, por encima de los 35ºC.

Fin de semana veraniego

De cara al fin de semana, parece que el tiempo aún mejorará más y desaparecerán los chubascos de tarde en prácticamente todo el país con un ambiente de pleno verano, radiante y para aprovechar. El calor  repuntará en el centro y sur con máximas sofocantes, siendo más soportable en el resto del país.