Obtén el certificado digital con las instrucciones de esta guía

La enfermedad que ha disparado sus niveles a causa de la larga cuarentena

El confinamiento perjudica la salud de los más pequeños y los adolescentes

El teletrabajo y las clases online han tenido consecuencias negativas para la salud. El tiempo frente a una pantalla ha aumentado durante el confinamiento.

En poco más de dos meses, los expertos han alertado de un elevado número de casos nuevos de miopía en España. En pleno confinamiento por el COVID-19 las tareas online, el teletrabajo y los ratos de ocio han propiciado que el tiempo frente a una pantalla se multiplique. Por eso, una de las primeras visitas obligatorias  durante la desescalada ha sido a las ópticas.

Niños y adolescentes, los más perjudicados

Según los expertos de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT) de la UPC, los pequeños de la casa y los adolescentes son los grupos más afectados por la pérdida de visión.

Durante la infancia y la adolescencia es el momento en el que el sistema visual se desarrolla. De ahí la gran importancia de limitar el uso de pantallas. La luminosidad y exposición a los dispositivos móviles, tablets o similares pueden hacer estragos en la vista de los más jóvenes.

Un decálogo con consejos para evitar problemas visuales

La facultad anteriormente mencionada, la FOOT, ha publicado un decálogo con consejos a tener en cuenta a la hora de sentarse frente a una pantalla.

En él se explica que los niños en edad preescolar no deberían superar la hora de exposición a una pantalla, tiempo que se limita a 3 ó 4 horas para los niños en edad escolar. Por su parte, los adolescentes no deberían están más de 6 horas frente a las pantallas.

Además, se aconseja el uso de pantallas delante de luz natural y graduar al máximo su contraste e iluminación para que no se produzcan reflejos.

Este decálogo menciona también las distancias más adecuadas para su uso.  Nunca inferior a 30 centímetros en los dispositivos móviles y 50 en el caso de los ordenadores. La distancia respecto a la televisión rondaría los 3 metros para que la vista no sufriese en exceso.

Por su parte, en el caso de la postura, los expertos recomiendan que los niños tengan los ojos alineados con el borde superior de la pantalla en los ordenadores y que coloquen su espalda y rodillas en un ángulo recto, apoyando en cualquier caso los pies en el suelo.

En lo que se refiere a descansos, se aconseja que se descanse cada media hora levantándose del lugar elegido para usar el móvil, la tablet o el ordenador.

Finalmente, hay que evitar su uso antes de acostarse y realizarse exámenes periódicos oculares para mantener la vista en perfecto estado.


Comentarios