Imagen de un tsunami

Riesgo de tsunami en España: el plan del Gobierno

El CSIC avisó el pasado agosto de que el riesgo de tsunami es mayor del esperado en nuestro país

No cabe duda de que España está viviendo unos acontecimientos históricos. Entre la pandemia del coronavirus, la cual parece no tener fin, y la actual crisis de suministros que podría poner el mundo en jaque unos cuantos años, el país se encuentra rodeado de hechos que dejarán huella de por vida.

Y por si estos sucesos no fueran suficientes, ahora los expertos alertan también de posibles tsunamis con olas de hasta ocho metros de altura en Canarias y Andalucía occidental.

Las imágenes que dejan los tsunamis que han ocurrido a lo largo de la historia suelen poner los pelos de punta. La destrucción que ocasionan estos fenómenos naturales deja visible que los tsunamis son muy crueles a su paso.

Tsunami llevándose por delante a coches
La destrucción que deja un tsunami pone los pelos de punta | Cedida

Y ahora el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) asegura que en España podría llegar a ocurrir algo similar. 

El Gobierno tiene un plan

El CSIC avisó el pasado agosto de que el riesgo de maremotos es mayor del esperado en nuestro país.

Este organismo publicó un estudio en la revista Scientific Reports donde se analizaba la falla marina de Averroes, en el Mar de Alborán. Se trata de la parte más occidental del mar Mediterráneo que limita con España.

En esta investigación se ha descubierto que su geología tiene capacidad para generar olas de más de seis metros, las cuales afectarían a las costas andaluzas. 

Más concretamente, la falla de Averroes tiene un salto vertical de hasta 5,4 metros que podría generar un terremoto de magnitud 7. 

Para hacer frente a la catástrofe, el Gobierno desarrollará el próximo año el Plan Estatal de Protección Civil ante el Riesgo de Maremotos, lo que supondrá la implantación de un sistema de alertas ante tsunamis.

 

Según apunta el medio 20Minutos, este plan consiste en la creación de un sistema de anticipación y alerta temprana. De esta manera, el Estado podría avisar de forma inmediata de un tsunami, en caso de que ocurriera, para evitar tener que lamentar cualquier tipo de víctima.

El principal objetivo de este Plan Estatal es detectar precozmente la generación de maremotos que puedan afectar a las costas españolas. Para que, consiguientemente, Protección Civil pueda transmitir la información al resto de ciudadanos en el menor tiempo posible.

Podría ocurrir, pero no se sabe cuándo

Ferran Estrada, el investigador principal del estudio publicado en la revista Scientific Reports, ha asegurado que "cualquier día podría ocurrir", aunque no se puede concretar más.

Lo que sí se sabe es su recorrido y lo que tardaría en llegar a la costa española. Según explican los análisis realizados por expertos, un tsunami que se genera en mitad del mar de Alborán tardaría tan solo alrededor de doce minutos en alcanzar la costa.

Foto que muestra cómo podría afectar un tsunami en el Mar Alborán
La falla de Averroes, en el Mar de Alborán, revela un nuevo proceso de formación de tsunamis. | Twitter: @CSIC

El cabo de Tres Forcas (Marruecos) sería el primer punto en el que penetraría el agua, seguido de Melilla, Granada, Almería y Málaga, llegando a esta última unos cuarenta minutos después. Así lo concretó una simulación por ordenador de los efectos de un tsunami realizada por el grupo EDANYA de la Universidad de Málaga (UMA).

Una catástrofe que no se puede evitar

Un tsunami se puede originar según dos tipos de mecanismos: por un seísmo de intensidad importante (como el que tuvo lugar en Japón) o por un deslizamiento, a veces consecuencia de un terremoto, de sedimentos o materiales sólidos submarinos.

Este segundo caso es el que se daría con mayor probabilidad en el mar de Alborán. Ya que se trata de una zona con "cierta sismicidad" en la que los terremotos suelen tener una intensidad baja o moderada. A pesar de ello, se han identificado puntos donde estos seísmos pueden causar deslizamientos de sedimentos que pueden llegar a originar un tsunami.