Pisos de nueva construcción.

La ganga de las subastas del Estado: Puedes comprarte un piso desde 42.000 euros

Las subastas de vivienda son una forma más barata de lo habitual de acceder a un inmueble

Con sus subidas y sus bajadas circunstanciales, la compra de vivienda en España continúa siendo, en general, muy caro. No hay duda de que acceder a inmuebles en propiedad es todo un reto para las economías domésticas de la mayoría de la ciudadanía española. Según los últimos datos, correspondientes al mes de junio, en España el precio del metro cuadrado de vivienda es de 1.816 euros, 166 más que en junio de 2020.

En este contexto, los españoles tienen dificultades graves para acceder a una vivienda en propiedad. Es por ello que cualquier opción alternativa, que permita encontrar ocasiones únicas, puede ser una buena vía para conseguir un inmueble propio. Una de ellas es, sin duda, participar en las subastas electrónicas que hace el Estado, tal y como publica este miércoles el digital La Información.

Las subastas del Estado: Un método más barato para acceder a vivienda en propiedad en España

Desde el pasado año 2015, existe el Portal de Subastas del Boletín Oficial del Estado (BOE). A través de esta plataforma web, se establecen estos concursos de viviendas, que mayoritariamente proceden de embargos o impagos, determinados por sentencia judicial. Este parque de inmuebles pasa a pertenecer al Estado, que se desprende de ellos mediante estos procedimientos de subasta, abierta a toda la ciudadanía.

Porque, aunque quizá se trate de una fórmula desconocida para buena parte de los españoles, lo cierto es que todo el mundo puede participar en estas subastas públicas. Quizá de esta forma puedan acceder a una vivienda con las condiciones soñadas a un precio mucho menor del que creen. Y es que una de las características importantes de estas subastas es que parten de un precio menor al del mercado tradicional de vivienda.

Así, por ejemplo, se vende por 77 000 euros un piso en Alzira (Valencia) de 100 metros cuadrados, o otro en Fraga (Huesca), de 68 metros cuadrados, por 42 000 euros. Son tan solo dos de los inmuebles que se subastan en la página del Portal de Subastas del Boletín Oficial del Estado (BOE). Pisos que, en el mercado tradicional, multiplicarían los importes por los cuales están en venta.

Todos los españoles pueden participar en las subastas de vivienda del Estado: ¿Cómo se puede hacer?

Como venimos diciendo, el acceso a estas subastas está abierto a todos los españoles, y de forma muy sencilla. En primer lugar, se debe acceder al Portal de Subastas del Boletín Oficial del Estado. El segundo paso es el de registrarse en esta página web, y esto puede hacerse mediante certificado electrónico, o también a través del sistema abierto de identificación 'Cl@ve'.

Una vez hechos estos pasos, accedemos al portal de subastas, donde podemos familiarizarnos con estos concursos de vivienda. Pueden consultarse aquellas subastas ya celebradas, las que están en proceso y las que van a salir en un futuro. A parte de viviendas, que se llevan la palma en este portal, también se subastan otros bienes como coches, fincas u otros bienes muebles.

En el buscador, podremos ajustar nuestros intereses particulares: zona geográfica, precio y fecha de la subasta. A partir de ahí, para participar debemos tener claros tres conceptos clave. De entrada, habrá que abonar un depósito mínimo que, en caso de no ganar, le será devuelto. 

También debemos fijarnos en el valor de subasta, que es el valor de la vivienda y que indica el precio final aproximado que deberá tener. Finalmente, es importante comprobar si la vivienda en cuestión contiene alguna carga, es decir, si acarrea deudas o alguna hipoteca pendiente. Con estas nociones, ya podemos empezar a investigar en el mundo de las subastas públicas de vivienda: quizá allí esté el inmueble que estamos deseando.