Mano sosteniendo un móvil

Vende la virginidad de su hermana de 12 años a cambio de un teléfono móvil

Tres personas fueron detenidas por este caso ocurrido en Colombia

Hay gente que sería capaz de realizar cualquier cosa con tal de conseguir un modelo de última generación. Incluso vender a alguien de su familia. Es lo que ha ocurrido en Colombia, donde una mujer ha sacado beneficio de la virginidad de su hemana para obtener un teléfono nuevo.

Las autoridades del país sudamericano ya la han detenido, siendo también arrestadas otras dos personas. Por un lado, el hombre que pagó por la chica, pero también otra mujer que actuaba como cómplice. Al parecer, también desempeñó un papel importante en esta operación, como recoge Caracol Televisión.

Al parecer, las dos mujeres habrían conducido a la niña a un hotel, donde mantuvo relaciones sexuales con un hombre mayor de edad. A las dos detenidas se les acusa de un delito de proxenetismo y de acceso carnal abusivo.

La investigación llevada a cabo por las autoridades locales destapó que además de un teléfono móvil, la chica habría recibido dinero en efectivo.

Según varios medios, la segunda arrestada podría ser la compañera sentimental del hombre que presuntamente se acostó con la niña. Los hechos fueron descubiertos por su padre, quien fue además el encargado de denunciarlos.

Con todas las pruebas presentadas por la Fiscalía, el juez optó por detener a los tres implicados en este caso. No se descarta que con anterioridad ya hubieran vendido a la menor para obtener dinero fácil.

No se trata de un hecho aislado. También se dio a conocer el pasado mes de mayo un caso similar en España. La Policía Nacional detuvo a una joven que presuntamente explotaba a menores de edad.

Todos ellos pertenecientes a su círculo de amistades y con los que en principio mantenía un vínculo estrecho.

Para explotar a las chicas utilizaba apartamentos turísticos. Por estos hechos se detuvo en su día a tres hombres, acusados de mantener relaciones con menores.

La mujer que las explotaba había fijado una tarifa y las ofrecía a hombres conocidos. El lugar de encuentro eran estas viviendas turísticas que alquilaba por horas. Según su versión, las chicas obligadas a mantener sexo con estos hombres recibían parte de los beneficios.

El alto precio de abusar de menores

A comienzos de este año se conocía la condena a un hombre de Zaragoza por intentar comprar la virginidad de una niña. Además, también había abusado sexualmente de seis menores. Tenía que enfrentarse a 59 años de cárcel, la mayor pena permitida en Aragón.

Al parecer, el individuo lleva en prisión desde marzo del año pasado. Se le imputan delitos de abusos sexuales continuados, corrupción de menores y prostitución, entre otras cosas. El Código Penal no permite encarcelamientos por encima de los 20 años. 

Sin embargo, ante su avanzada edad, lo más probable es que pase el resto de su vida encerrado en una celda. Los informes facilitados al juez definían a este hombre como una persona "sin escrúpulos". Había intentado comprar la virginidad de una joven de 12 años.

A ello se le sumaba constantes relaciones sexuales que mantenía con chicas de menos de 16 años. A cambio de estos favores ofrecía regalos y dinero para drogas o alcohol.

En su momento habían identificado a seis víctimas. En cualquier caso, la Guardia Civil no descartaba que hubiese más gente afectada.

Para la captación de sus víctimas se acercaba a las puertas de centros escolares. Las recogía en coche y se las llevaba a su casa o a la de algún conocido, donde se acostaba con ellas.

En función de lo que se dejaran hacer las premiaba con más o menos dinero. En el juicio admitió conocer a las chicas, aunque negó cualquier tipo de abuso.