La princesa Charlene de Mónaco ofrece obsequios a las personas desfavorecidas en la oficina de la Cruz Roja de Mónaco, el 15 de noviembre de 2019

El drama de la princesa Charlene de Mónaco se parece demasiado al de Diana de Gales

El desprecio de sus familias políticas es un punto en común entre ambas mujeres

La vida de la princesa Charlene de Mónaco ha llamado especialmente la atención siempre. Al contrario que otros miembros de la realeza, la mujer de Alberto de Mónaco no ha tenido una vida fácil digna de un cuento de hadas. Lo suyo es una historia de luces y sombras que guarda gran paralelismo con Diana de Gales.

Una vida llena de similitudes

Hace más de dos décadas que Lady Di falleció, sin embargo, su legado continúa todavía muy presente. Diana de Gales fue una princesa atípica que rompió todos los esquemas. Tuvo la valentía de abandonar palacio, aunque antes pasó muchas penurias que también ha tenido que vivir la princesa de Mónaco.

Las tragedias y las mentiras estuvieron muy presentes en las vidas de ambas. Su historia está llena de dramas mediáticos cercanos a la ficción, que trataron de disimular posando junto a sus parejas como si no pasara nada.

Desafortunadamente, Diana de Gales y Charlene de Mónaco tuvieron que hacer frente a las críticas por no estar a la altura en su papel de princesas. Sus familias políticas formaban parte de las voces más críticas con ellas.

Alberto de Mónaco y Charlene de Mónaco el 19 de noviembre del 2018
La tristeza en los ojos de la princesa es habitual | Gtres
 
Los constantes desprecios a Lady Di son de sobra conocidos. A pesar de que partía como la gran favorita para llevar la corona, las exigencias que suponía ser miembro de la familia real británica pudieron con ella. Nadie de la familia Windsor comprendía su carácter afable y su sensibilidad, no empatizaban con ella

Esto también le ha ocurrido a la princesa monegasca. Ha tenido que encajar muchas críticas, especialmente por su inadecuación y su origen plebeyo.

Montaje de fotos de Diana de Gales y Charlene de Mónaco
El drama de Charlene de Mónaco se parece al de Diana de Gales | La Noticia Digital

 

Son muchos los que consideran que detrás de la rumorología podría estar su cuñada, Carolina de Mónaco. Con ella nunca ha hecho buenas migas, quizá porque la llegada de los gemelos Jacques y Gabrielle terminó con las perspectivas de que sus hijos llegaran al trono alguna vez.

Además de la mala relación con sus familias políticas, ambas princesas tienen en común la tristeza de sus ojos. Lady Di fue incapaz de contener las lágrimas en su viaje oficial a Australia en 1983, mientras que Charlene no pudo evitarlas en el mismo día de su boda.

Sus vivencias pasaron factura a su salud

Las infidelidades y las humillaciones son otro punto en común, que desafortunadamente les tocó compartir a las princesas de Mónaco e Inglaterra.

Carlos de Inglaterra jamás dejó atrás su romance con Camilla Parker Bowles. Sus escarceos amorosos no eran ningún secreto.

Por su parte, el príncipe Alberto fue mucho más allá. Tiene hijos ilegítimos que ahora participan ya en la vida social del Principado de Los Grimaldi.

 

Todos estos quebraderos de cabeza, terminan por pasar factura a la salud de quienes los sufren. Inevitablemente, Lady Di tuvo que hacer frente a la ansiedad, un trastorno que la acompañó prácticamente hasta el final de su etapa en palacio.

Del problema de salud que padece la princesa de Mónaco poco se sabe. Los Grimaldi se han preocupado mucho de rodear de secretismo la enfermedad que tiene Charlene, que afecta a su estado de ánimo y parece que también a su alimentación.

Otra similitud entre ambas princesas es la constante vigilancia de los medios de comunicación. Las noticias sobre engaños, sufrimiento y humillaciones hacia ellas coparon muchos titulares.

Imagen de archivo de Diana de Gales
Muchos aspectos de la vida de Charlene de Mónaco se parecen a la de Diana de Gales | Redacción

 

Diana de Gales decidió que para romper con todo lo mejor que podía hacer era divorciarse. Lamentablemente, su nueva vida lejos de Carlos de Inglaterra duró poco. En 1997 un accidente de tráfico terminó con su vida.

Charlene, por el momento, continúa al lado del príncipe Alberto. No obstante, son muchos los que opinan que su matrimonio tiene los días contados. La princesa necesita tener a su lado a una persona que le apoye y parece que su marido no muestra mucho interés en ello.