Irene Urdangarin en un montaje con su padre Iñaki Urdangarin

Irene Urdangarin preocupa a su padre tras las fotos de la vergüenza

A Iñaki Urdangarin le intranquiliza la manera en la que su hija Irene Urdangarin pueda reaccionar a las imágenes de él con otra mujer

Irene Urdangarin, de 16 años, ha visto esta semana que su familia se convertía en noticia.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El motivo es que se han publicado unas fotos de su padre, Iñaki Urdangarin, paseando de la mano de una mujer que no es su madre, la infanta Cristina.

Iñaki Urdangarin yendo a tranajar hoy después de la publicación de las fotos con Ainhoa Armentia
Iñaki Urdangarin fue pillado con otra mujer paseando por la playa | GTRES

Este hecho ha generado todo tipo de reacciones en el seno del clan. No obstante, el protagonista de las imágenes está preocupado de modo especial por la de la joven.

Iñaki está intranquilo por Irene Urdangarin

A pesar de pertenecer a una familia relevante de nuestro país, Irene, que vive en Ginebra con su madre, siempre se ha mantenido bastante alejada de los medios. Así, salvo ocasiones muy puntuales, ha optado por disfrutar de una vida más anónima, dentro de lo que puede.

En Ginebra, donde estudia en el prestigioso colegio l´Ecole Internacionale de la Route de Chêne, ha encontrado la tranquilidad que no hubiera tenido en España. Allí, prácticamente tiene una vida como la de cualquier joven de su edad, pues no es objetivo de la prensa de forma constante.

Precisamente porque no está acostumbrada a suscitar el interés de los medios y está alejada de los focos, Iñaki está preocupado por su hija. Claro, porque es consciente de que su portada va a provocar que numerosos periodistas viajen hasta Suiza para conocer la reacción de la infanta Cristina. Y esto dará lugar que tanto ella como la benjamina de la familia sean seguidas por fotógrafos a todas horas.

El exjugador de balonmano teme que esta situación altere la vida de Irene y le haga vivir estrés o ansiedad. Pero también está preocupado por saber cómo reaccionará con él ante su nuevo romance. La razón es que ella es la única que vive con su madre y puede ver en esta el sufrimiento que la situación le provoca.

Infante Cristina de Borbon, Miguel Urdangarin, Irene Urdangarin, Juan Valentin Urdangarin en el Hospital Quiron de Pozuelo de Alarcon, Madrid el lunes 26 de agosto de 2019.
Irene Urdangarin es la única que está viviendo día a día el sufrimiento de la infanta Cristina | GTRES

Vamos, que Urdangarin no quiere que la adolescente se muestre dolida con él por las imágenes y por lo que hace sufrir a Cristina. En este sentido, hay que recordar que han surgido informaciones que indican que la Infanta lo está pasando muy mal. Por ejemplo, Pilar Eyre ha confesado que esta “se encuentra destrozada porque las fotos son una humillación pública que no va a perdonar”.

Por el momento, no se sabe cómo ha reaccionado la joven ni cómo está llevando la situación que ha surgido. Lo que sí ha trascendido es que sus padres están muy pendientes de ella para que sufra lo menos posible y para que lo sucedido altere su vida lo menos posible.

Los hermanos de Irene Urdangarin y sus reacciones a lo sucedido

Aunque Iñaki está muy preocupado por su hija, está mucho más tranquilo con sus demás hijos. El motivo es que estos ya son mayores de edad y están haciendo sus vidas. Este sería el caso de Juan Valentín, el primogénito de 22 años, que reside en Madrid donde realiza sus estudios de forma discreta, tan discreta que apenas se sabe de él.

La infanta Cristina de Borbon e Iñaki Urdangarin con sus hijos Juan Valentin, Pablo Nicolas, Miguel e Irere Urdangarin en Vitoria el miércoles 25 de diciembre de 2019
Los hijos de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina han reaccionado de manera diferente a la situación | GTRES

Pablo, el segundo hijo del matrimonio, cuenta con 21 años y es el único que ha dado la cara tras la polémica de su padre. Vive en la ciudad condal, donde es jugador del equipo de balonmano del Barcelona, y no ha dudado en hablar sobre aquella. Ha manifestado: “Es un tema familiar, son cosas que pasan y lo hablaremos entre nosotros”.

Miguel, por su parte, tiene ahora 19 años y vive en Londres, alejado también de la prensa. En concreto, está realizando estudios universitarios sobre las Ciencias del Mar y allí ha encontrado el anonimato que deseaba.