Foto de la mujer fallecida

Hallan sin vida a Benedicta a pocos metros de su casa: hay otros 3 desaparecidos

El fallecimiento de esta anciana se suma a las tres desapariciones sin resolver en Santiago

Triste final a la desaparición de Benedicta Pereiro Pose, una mujer de 77 años a la que se le perdió el rastro hace días en Trazo (La Coruña). Benedicta desapareció el pasado martes, y hallaron su cadáver el domingo a quinientos metros de su casa. A este caso se suman tres desapariciones sin resolver en una misma zona.

La anciana se perdió después de salir de su casa en O Rial, en la demarcación de Trazo. Iba acompañada de otras dos personas, pero en un despiste la perdieron de vista y desde entonces había sido imposible localizarla. Todo pasó en cuestión de minutos, según revelaron los testigos, y su avanzada edad hacía temer lo peor.

Montaje con fotos de la fallecida
Benedicta Pereiro tenía 77 años y padecía Alzheimer | LND

Al notificarse la desaparición de Benedicta, se puso en marcha un amplio operativo en el que participaron numerosos voluntarios. El dispositivo estaba dirigido por Guardia Civil, apoyado por policías locales de las localidades vecinas y efectivos de Protección Civil. Finalmente la encontraron, pero ya sin vida.

Hallaron a Benedicta sin vida

El cuerpo de la mujer apareció la tarde del domingo en un eucaliptal situado a unos metros de su vivienda. Fue un joven a caballo quien avistó el cadáver en una zona cubierta por unos matorrales. Se trata de una zona de difícil visibilidad, motivo por el cual tardaron seis días en encontrar el cuerpo.

El hombre que descubrió el cadáver formaba parte del operativo de búsqueda que seguía activo seis días después. En el momento del hallazgo había cuarenta personas buscando, según reveló la alcaldesa del municipio, Josefina Suárez. Ahora habrá que determinar la causa y las circunstancias de la muerte.

A falta de los resultados de la autopsia practicada, todo apunta a que se trata de una muerte natural. El ayuntamiento de Trazo se apresuró a trasladar las condolencias a la familia de la difunta, y ha agradecido la colaboración de los voluntarios. “Agradecemos infinitamente la ayuda prestada por los vecinos y cuerpos de seguridad”, han dicho.

Tres desaparecidos en Santiago

Benedicta había sido diagnosticada de Alzheimer, y creen que pudo haberse extraviado con un triste desenlace. De hecho, en la región hay dos casos parecidos de ancianos que salieron a pasear y nunca volvieron a casa. Los allegados de Benedicta han podido recuperar el cuerpo de su ser querido, pero hay otras familias que siguen esperando.

Es el caso de María Chico Prieto, a la que se le perdió el rastro hace tres meses cuando salió a pasear en Enfesta (Santiago). Otro anciano, José Beis, sufrió la misma suerte hace ya cuatro años, cuando salió a pasear en O Pino (Santiago). También en Santiago sigue desaparecido Alfonso Mozos, desde hace ya cinco años.

Siguen buscando a María Chico

Los casos de María Chico y José Beis se parecen a los de Benedicta, todos ellos ancianos que desaparecieron tras salir a dar un paseo. María Chico estaba a punto de cumplir 77 años y también tenía Alzheimer. Vivía en Alemania con su marido y sus hijos, que en el momento de desaparecer estaban de vacaciones en Enfesta.

Foto de la desaparecida
Siguen buscando a María Chico meses después | Cedida

El 7 de julio, Benedicta salió de la casa de su sobrina justo enfrente del inmueble donde se alojaba con su familia. Iba acompañada por los suyos, pero en un momento de despiste la perdieron de vista. Creen que pudo echar andar y extraviarse debido a la demencia.

El marido y los hijos de María volvieron a Alemania semanas después con el pesar de no haber podido encontrarla. Las intensas labores de búsqueda no fueron suficientes, y a fecha de hoy no han podido recuperar el cuerpo. “No paras de preguntarte qué pudo pasar, o dónde estará, es horrible”, dicen sus familiares.

Cuatro años sin José

Un caso parecido es el de José Beis, aunque en este caso hace ya cuatro años que no se sabe nada de él. Se perdió el 6 de julio de 2018, cuando salió de su casa en Astrar, en la localidad de O Pinto. Tenía 86 años y arrastraba problemas de movilidad que le obligaban a caminar con dos bastones.

Foto del desaparecido
José Beis, de 86 años, desapareció tras salir de su casa | Cedida

Eso indica que José no pudo haber ido muy lejos, lo cual ayudó a los agentes a acotar el perímetro de búsqueda. Sin embargo, cuatro años después sigue sin aparecer su cuerpo. En el operativo participaron Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil, agrupaciones locales y muchos vecinos a título personal.

A pesar del amplio dispositivo de búsqueda, que estuvo activo durante mucho tiempo, su paradero sigue siendo un misterio. Los familiares de José le dan por muerto, pero el hecho de no encontrar su cadáver les hace vivir en una angustia permanente. La alerta sigue activa, con la esperanza de poder encontrarle algún día.

Alfonso, ¿suicidio o asesinato?

En Santiago siguen buscando a Alfonso Mozos, aunque su desaparición es algo diferente a las otras dos. Alfonso era un hombre joven, ya que desapareció el 5 de diciembre de 2017 cuando tenía 36 años. La última vez que le vieron fue en el puente del ferrocarril en Ponte Ulla, y la principal hipótesis es que se suicidó.

Foto del desaparecido
Alfonso Mozos, desaparecido hace cinco años de forma misteriosa | Cedida

La familia sigue luchando por encontrar el cuerpo del joven y, a diferencia de la Policía, creen que pudo haber sido asesinado. Hasta en dos ocasiones, buzos de la Guardia Civil lo buscaron en las profundidades del río Ulla. La última vez utilizaron una cámara acuática, pero tampoco funcionó.

Alfonso era doctor, trabajaba en el Hospital de Barbanza y era secretario de la Asociación Gallega de Psiquiatría. La tarde que desapareció encontraron su coche en un vial que da acceso al puente. Su familia tiene claro que está muerto, pero no comparten la versión del suicidio y luchan para que algún día se sepa la verdad.

VÍDEO DEL DÍA

EL VÍDEO DEL DÍA