Montaje de Rocío Wanninkhof y Dolores Vázquez

Caso Wanninkhof: el error de la justicia española que condenó a Dolores Vázquez siendo inocente

Dolores Vázquez pasó 519 días en la cárcel por el asesinato de Rocío Wanninkhof, crimen que nunca cometió

La condena que se le impuso a Dolores Vázquez por el asesinato de Rocío Wanninkhof es una de las grandes injusticias en la historia judicial española.

Dolores pasó ni más ni menos que 519 días en la cárcel por un asesinato que nunca cometió. La mujer fue acusada sin pruebas del asesinato de Rocío Wanninkhof, una chica con la que tenía relación familiar tras haber mantenido una relación sentimental con su madre.

Dolores Vázquez siendo detenida
Momento de la detención de Dolores Vázquez | Netflix

Tony King, el verdadero autor del crimen, se autoinculpó meses después y unas pruebas de ADN confirmaron que el británico fue quien asesinó a la joven de Mijas, en Málaga.

El caso Wanninkhof: Qué, cómo y cuándo

El caso Rocío Wanninkhof no dejó a nadie indiferente en España. Sin duda, es uno de los crímenes que ha tenido más seguimiento mediático en nuestro país.

Rocío Wanninkhof desapareció el 9 de octubre de 1999 cerca de su casa en Mijas (Málaga), cuando tan solo tenía 19 años. Las autoridades tardaron 3 semanas en encontrar su cuerpo y fue hallado calcinado y con signos de haber sufrido violencia. Eso dificultó el trabajo de los forenses para conocer las causas de la muerte de la joven.

Rocío Wanninkhof
Rocío Wanninkhof desapareció el 9 de octubre de 1999 | Cedida

Tras la autopsia, se confirmó que se trataba de un asesinato y no un secuestro, como se había sugerido en más de una ocasión. Así pues, las investigaciones policiales se centraron en recabar toda la información posible y encontrar a un culpable.

Un error judicial sin precedentes

Los medios de comunicación ejercieron un papel muy determinante durante el proceso de encontrar al verdadero autor del crimen. El caso tenía varios ingredientes que despertaban el interés mediático. Se trataba del asesinato de una chica joven, su madre exigía justicia en los platós de televisión y una expareja de ella era sospechosa del crimen.

El nombre de Dolores Vázquez empezó a ocupar todos los titulares de la prensa. Tras once meses de investigación policial, en el año 2000, se reveló que la "amiga" íntima de la madre de la víctima era la principal sospechosa del asesinato.

"Lo que tenían no era indicios, como decían, sino conjeturas", apuntó el abogado de Vázquez, Pedro Apalategui, en el documental Dolores: La verdad sobre el caso Wanninkhof de HBO Max. "Era como si dieran por hecho que era yo, no tenía ni voz ni palabra", contaba ella.

La cobertura mediática fue brutal y la obsesión por encontrar al culpable iba creciendo. Tanto fue así, que hubo presión social por convertir a Dolores Vázquez en culpable. Y, finalmente, fue condenada sin pruebas por un jurado popular condicionado por la opinión pública.

Dolores Vázquez
Dolores Vázquez: "Era como si dieran por hecho que era yo, no tenía ni voz ni palabra" | Netflix

 

Dolores Vázquez cumplió 18 meses de condena hasta que el verdadero asesino,Tony King, volvió a matar. Lo hizo años después y su víctima fue Sonia Carabantes. Tony King estaba fichado por la Interpol y era conocido en Reino Unido como "el estrangulador de Holloway". 

Finalmente, Dolores fue liberada de prisión, tras más de un año cumpliendo condena, y se retiraron todos los cargos en su contra.

EL VÍDEO DEL DÍA: