Beatriz Zimmermann, Anna y Olivia

Nace Elsa, la hermana de Anna y Olivia: primeras palabras de Beatriz Zimmermann

Beatriz da a luz a su tercera hija un año después de la tragedia perpetrada por Tomás Gimeno

El pasado 26 de abril, un día antes del primer aniversario del asesinato de Anna y Olivia, su madre Beatriz Zimmermann dio a luz a otra niña.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Según ha informado el entorno de la familia, la hermana de Anna y Olivia se llama Elsa. Tanto la madre como la niña se encuentran en perfecto estado.

Joaquín Amillas, presidente de SOS Desaparecidos, ha informado del nacimiento de Elsa. Según sus palabras, le ha devuelto la ilusión a su madre: “convierte el dolor en amor y da a la vida significado”. El nacimiento de Elsa coincide con la fecha de la última vez que Beatriz vio a sus dos hijas, un 26 de abril.

Beatriz se quedó embarazada a mediados del año pasado y su nueva hija le ha dado la fuerza para superar el momento más duro. Amills, persona muy cercana a la familia, ha explicado que el nacimiento de Elsa “es una inmensa alegría para sus padres y todos los que tenemos presentes a Anna y Olivia”.

Mensaje tras el nacimiento de Elsa

“Como hemos dicho muchas veces, cuando la vida te da un duro golpe también te pone las herramientas para que sea constructivo”, ha dicho Amills. “Para que el dolor pueda llenarse de amor, para que la vida tenga significado”, ha añadido. Y ha dado la clave para explicar el milagro de este nuevo nacimiento.

Montaje con fotos de la madre y las niñas
Beatriz, madre de Anna y Olivia, ha dado a luz a su tercera hija | La Noticia Digital

“Es gracias al cariño y la solidaridad vividos hace un año y que hicieron posible poder encontrar a Olivia”, ha dicho Amills. “Sin ese milagro, Beatriz seguiría desesperadamente buscando noche y día por todas partes del mundo a sus hijas, y esta nueva vida que se llama Elsa no hubiera sido posible”, ha añadido.

Beatriz Zimmermann afronta ahora una nueva etapa de su vida al lado de su pareja y de su nueva hija Elsa. La madre de Anna y Olivia se erigió en madre heroína durante el secuestro y muerte de sus hijas por la fortaleza que demostró. Ahora traslada el mismo mensaje de amor que dejó entonces.

Por qué se llama Elsa

En palabras de Amills, “la fe, la esperanza y la ilusión han dado fruto en una bebé preciosa, angelical, de nombre Elsa. Ella sabrá que sus hermanitas Anna y Olivia marcaron un antes y un después en este mundo”. Ha hecho hincapié en que “gracias a ellas muchos niños y niñas tendrán el futuro que merecen”. 

También te puede interesar:▶️Santi Mina, futbolista del Celta de Vigo, a la cárcel

 

“La llegada de Elsa viene cargada de muchísimas emociones, sensaciones, recuerdos, alegría y agradecimiento a la vida”, prosiguió. Beatriz ha dado ese nombre a la niña porque Elsa es el nombre de una de las hermanas de la película Frozen. La madre ya comparó a sus hijas con Frozen en su momento.

Beatriz vuelve a sonreir un año después de la tragedia que cambió su vida para siempre. El 27 de abril de 2021, Tomás Gimeno secuestró a sus dos hijas de 1 y 6 años, las mató y las hundió en el mar. Su intención es que nunca las encontraran e infligir así el mayor dolor imaginable sobre su madre.

Convirtió el dolor en amor

Sin embargo, la solidaridad de todo el país y el empuje de una madre consiguieron obrar el milagro. El 10 de junio, cuarenta días después de una búsqueda sin precedentes, el buque oceanográfico Ángeles Alvariño encontró a Olivia. La hermana mayor estaba a mil metros de profundidad.

Primer plano de Tomás Gimeno
Tomás Gimeno secuestró y mató a sus hijas hace un año | Cedida

Los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno nunca aparecieron, aunque se da a la niña por fallecida. Según la investigación policial, el padre está fallecido o desaparecido en el mar. El caso se cerró con la conclusión de que el padre había matado a las niñas y después, probablemente, se habría suicidado.

Lejos de hundirse, Beatriz Zimmermann convirtió el dolor en un mensaje de amor que ahora toma forma de nueva vida. El plan de Tomás Gimeno, sumir a la madre en un eterno dolor, no funcionó. Ahora Beatriz tiene una nueva razón para sonreir y seguir manteniendo vivo el recuerdo de sus hijas Anna y Olivia.