Montaje de fotos de una bebida energética y el niño fallecido en Matamoros tras beberse dicha bebida

Francisco, el niño de 6 años que ha muerto al ingerir una conocida bebida energética

Francisco se encontraba en casa de su abuela cuando se bebió la lata sin que se dieran cuenta

La familia de Francisco, un pequeño de tan solo seis años, se encuentra desolada tras su trágica muerte. Una semana ha estado luchando el menor por su vida en el Hospital Alfredo Pumarejo, en México, tras consumir una conocida bebida energética.

Francisco comenzó a convulsionar tras beberse la lata

Hace una semana sobre la familia de Francisco, cariñosamente conocido como ‘Panchito’, se cernió la tragedia. El pasado 16 de abril, el pequeño acudió como un día más a casa de su abuela sin que nadie pudiera imaginarse lo que iba a ocurrir.

En un momento dado, Francisco cogió una lata de bebida que se encontraba encima de la mesa y comenzó a bebérsela. Se trataba de una lata de Monster Energy, una bebida energética que se estaba tomando un primo suyo.

Foto de una lata de la bebida energética Monster Energy
Francisco se bebió una lata de Monster Energy | Canva

Instantáneamente 'Panchito' comenzó a convulsionar y cayó inconsciente en el suelo. Al verlo, la familia lo trasladó con rapidez al hospital donde fue ingresado de urgencias. Los médicos le diagnosticaron un cuadro de intoxicación.

Tres días después, el 19 de abril, el menor cayó en muerte cerebral. Jessica, su madre, se negó a desconectarlo e inicio una campaña para recaudar fondos destinada a otro estudio que descartarse la muerte cerebral.

Era la única salvación que les quedaba para intentar que Francisco pudiera recuperarse. Lamentablemente, el menor ha terminado falleciendo hoy viernes 22 de abril, como así ha informado la familia.

Captura de la publicación de Facebook de la tía del niño fallecido en Matamoros tras beberse una bebida energética
La madre de Francisco comunica su fallecimiento | Facebook: Cinthia Pardo Jaime

“Agradezco a todas las personas que se acercaron a ofrecernos su apoyo”, comenta la madre. “Desgraciadamente mi niño ya no aguantó más, ahorita pues vamos a ver lo de los gastos funerarios para darle su cristiana sepultura”, añade.

Muchos ciudadanos de la localidad de Tamaulipas, México, se han volcado con la familia y han ofrecido donativos para ayudar en el sepelio. Un gesto que la familia agradece enormemente tras el dolor que supone la muerte del pequeño.

El peligro que esconden las bebidas energéticas

Toda bebida energética está contraindicada para menores de 12 años por su elevado contenido en cafeína. Una dosis no adecuada de este ingrediente puede derivar en graves problemas de salud, siendo los más habituales los cardiovasculares.

No hay que olvidar que, en más de una ocasión, se han producido fallecimientos de deportistas que se han excedido en el uso de la cafeína. Sudoración, palpitaciones y convulsiones son los efectos más comunes del exceso de este estimulante en nuestro organismo.

Foto del niño fallecido en Matamoros ingresado en el hospital tras tomar una bebida energética
Francisco ha permanecido una semana en coma | Twitter: @HoraMatamoros

Si se trata del cuerpo de un menor de seis años, un par de sorbos de una de estas bebidas energéticas son más que suficientes para tener graves consecuencias. En el caso de Francisco, su muerte fue casi inmediata dado que, según la familia, se llegó a beber un vaso.

De ahí que haya que extremar la precaución para evitar que este tipo de bebidas estén al alcance de los niños. Sus colores llamativos son más que suficientes para que se sientan atraídos por ellas y terminen en sus manos.

Una semana plagada de intoxicaciones de niños

Por otra parte, en el mismo hospital donde Panchito terminó falleciendo también ingresaron dos menores de cuatro y seis años este mismo jueves. En esta ocasión, los menores se habían intoxicado al comer un brownie en cuyo interior había marihuana. Ambos se encuentran estables.

Tampoco hay que olvidar el caso ocurrido en Michigan, Estados Unidos, donde otra niña de seis años llevó una botella de tequila al colegio. Allí dio a sus amigos la espirituosa bebida y, como consecuencia, terminaron borrachos.

Numerosos casos que nos alertan del peligro de dejar al alcance de los niños productos solo destinados para el consumo en adultos.

▶️ Fallece Mikel con solo 30 años mientras celebraba su cumpleaños