Montaje con fotos de madre e hijo

El funeral de Flora, madre del ‘rey de los gitanos’, no se puede celebrar: el motivo

Fue enterrada el domingo, pero la ceremonia no se puede celebrar sin la presencia del primogénito

La comunidad gitana sigue de duelo por la muerte de Doña Flora, la matriarca del clan de Los Morones. Al dolor por la muerte de Flora Jiménez, meses después de perder a su marido, Olegario Giménez, se suman los problemas para celebrar el sepelio. El motivo está en su hijo mayor, Juan Paulo.

La familia de Los Morones lleva décadas liderando la comunidad gitana de Galicia. Uno de los hijos de Olegario y Flora, Sinaí, se hizo con el trono de ‘rey de los gitanos’ hace dos años. Fue él quien hace unos días anunció la muerte de su madre con gran pesar. 

La matriarca fue enterrada el pasado domingo, pero el funeral no se puede llevar a cabo porque, según la tradición gitana, el primogénito debe estar presente. Sin embargo, Juan Paulo se encuentra en la cárcel de A Lama (Pontevedra) por un tiroteo contra el clan rival. El sepelio se ha retrasado, y los gitanos están en pie de guerra.

La familia da su versión

Instituciones penitenciarias ha denegado el permiso a Juan Paulo para acudir al funeral. El reo sí disfrutó de un permiso extraordinario para acudir al entierro de su madre el domingo. Pero ahora se encuentra en aislamiento preventivo para cumplir con el protocolo anticovid. 

Tal y como marca la tradición gitana, el sepelio de la matriarca tenía que celebrarse ayer, y estaba programado para las 17 horas. Sin embargo, al no estar presente el primogénito de la familia, el rito se tuvo que posponer. Se envió una petición para recibir el permiso, pero la Junta de Tratamiento le denegó el beneficio en esta ocasión.

Foto familiar del clan de los Morones
Doña Flora junto a su marido Olegario en una foto familiar | Cedida

Esto ha causado un gran malestar en el entorno de Los Morones, que critican a la dirección penitenciaria por la decisión. Según la Sociedad Española Gitana, no conocen los motivos de la negativa y están asombrados ante la negativa. “Se le ha concedido al 99% de los presos en una situación de estas características”, afirman.

La cárcel explica el motivo

La asociación romaní quiere conocer los motivos de la negativa y, en función de eso, se plantea recurrir la decisión. Si los argumentos no son convincentes, o “si vulneran derechos fundamentales y religiosos”, responderán. Además, recuerdan que este es un caso aún más flagrante, porque no hay una sentencia condenatoria.

Desde la cárcel de A Lama aseguran que ya se le dio un permiso el domingo, y que lo extraño sería dar dos permisos consecutivos a un reo. A ello se le suma el protocolo covid, que lo complica todo.

Foto del personaje
El primogénito de Los Morones está en la cárcel | Cedida

Por todo eso, instituciones penitenciarias considera que los derechos del reo ya fueron satisfechos con el permiso del domingo. Y que por mucho que diga la tradición gitana, no puede tener un nuevo permiso al día siguiente. De momento, el funeral sigue suspendido a la espera de desencallar el conflicto.

Por qué está en la cárcel

Juan Paulo se encuentra en la cárcel por una condena de seis años y medio, por un tiroteo cometido en 2019. El primogénito de Los Morenos irrumpió en una pedida de mano del clan de Los Zamoranos en O Porriño (Pontevedra). Disparó al techa, y dos balas rebotaron hiriendo a una chica de 15 años y a uno de 18. 

Los Morones y los Zamoranos mantienen desde hace años un enfrentamiento por el control de los mercadillos. El conflicto estalló con una riña en 2016, pero ambos clanes firmaron la paz para evitar la cárcel. Después vino el incidente por el cual Juan Paulo cumple condena.

El pasado 15 de julio le condenaron por dos delitos de lesiones y uno de tenencia ilícita de armas. La jueza consideró probado que irrumpió en el polideportivo donde se celebraba la ceremonia. Y que disparó “en varias ocasiones, careciendo del premiso de armas”.

Recurren la sentencia

Un hombre se bajó de un Seat Toledo a las puertas del polideportivo y abrió fuego con una semiautomática del calibre 38. Una bala perdida alcanzó el omoplato de un joven de 18 años, mientras que otra dio en el pómulo de la menor. Los testigos identificaron al hombre como Juan Paulo, algo que la jueza considero como válido.

Los Morones consideran que no debería ser aceptado, por la animadversión existente entre los clanes. Piden que se anule la sentencia ya que el acusado “no se pudo defender debidamente”. También acusan a la jueza de tener prejuicios y animadversión.

Así es el clan de Los Morones

El clan de Los Morones estuvo encabezado primero por el padre de Olegario, luego por este y ahora por su hijo Sinaí. Sinaí Giménez es el miembro más mediático del clan. Incluso se presentó a las elecciones municipales en Vigo, tras lo cual empezaron a llamarle ‘el Obama gallego’. 

Montaje con fotos de madre e hijo
Ha muerto Flora Jiménez, madre del 'rey de los gitanos' | LND

Hace dos años, los problemas de salud obligaron al patriarca a delegar sus funciones en la persona de Sinaí. Olegario falleció el pasado mes de marzo, y Sinaí fue proclamado ‘rey de los gitanos’ con el beneplácito del consejo de sabios. La tragedia golpeó nuevamente a esta familia con la muerte de Doña Flora.

El clan ha dado las gracias a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “por su buen hacer y humano comportamiento durante el sepelio de Doña Flora”. También tuvieron un cariñoso recuerdo para los médicos que atendieron a la matriarca. Ahora, aseguran que el sepelio se celebrará solo cuando Juan Paula puede acudir.

EL VÍDEO DEL DÍA