Captura del vídeo donde se aprecia la muerte de la niña

Las imágenes de la vergüenza: Muere aplastada una niña de 8 años sin que nadie le ayude

Tres personas han sido detenidas por omisión de socorro y descuido de menores

Las imágenes están dando la vuelta al mundo. La trágica muerte de Olga, una niña de 8 años, ha generado una gran conmoción por las circunstancias en las que se ha producido. La pequeña quedó atrapada en una puerta automática durante más de una hora, sin que nadie se parara a prestarle ayuda.

Sucedió en una fábrica de la localidad griega de Keratsini, y la escena quedó grabada por una cámara de seguridad. El canal nacional Star TV ha hecho públicas las imágenes, en las que se ve a varios trabajadores de la fábrica ignorando la situación de la niña. De momento, las autoridades han detenido a tres personas por omisión de socorro y descuido de menores.

El medio heleno deja caer que podría tratarse de un caso de racismo, ya que la víctima es una niña de raza gitana. En las imágenes se ve a varias personas pasando por delante de ella, pero ninguna de ellas le ayuda. El caso ha generado una gran indignación en el país.

Más de una hora atrapada

La imagen muestra como Olga, una niña de 8 años, queda atrapada en una puerta automática de una fábrica. Durante los primeros 20 minutos parece tener dificultades para respirar, pero nadie en las instalaciones acude en su ayuda. Es probable que pasado ese tiempo la niña falleciera, pero permaneció allí durante más de una hora.

En un momento dado, uno de los operarios se acerca a la niña hablando por teléfono, y la golpea con el pie para comprobar si está viva o muerta. Los detenidos han justificado su actuación porque, según dicen, solo seguían órdenes. Aun así, se les atribuye un presunto delito de omisión del deber de auxilio.

Según el informe del médico forense, la muerte de Olga fue lenta y tortuosa. La pesada puerta le aplastó la columna vertebral produciendo una hemorragia interna y una lenta asfixia. Aunque murió mucho antes, permaneció durante 70 minutos entre la puerta de metal y la pared.

Posible caso de racismo

Las autoridades han detenido al responsable de la puerta mecánica por negligencia, y a la madre y a la abuela por abandono de la menor. La fábrica donde ocurrieron los hechos se encuentra a dos kilómetros de su casa, por lo que se considera descuido de un menor. Todos fueron puestos en libertad con cargos.

Foto de la puerta automática
Homenaje a la niña fallecida en el lugar donde murió | Cedida

Los investigadores han interrogado al director de la fábrica, y también a un camionero que abrió y cerró la puerta atrapando y golpeando a la niña por segunda vez. Todo quedó registrado en un vídeo que se ha emitido en la televisión griega, y que ha levantado una oleada de indignación. 

Además, según la prensa local, la familia de la niña, de origen rumano, busca respuestas por lo que consideran una motivación racista. Creen que la condición étnica de la víctima fue un elemento decisivo para la indiferencia de los trabajadores. Una versión que ha sido avalada por buena parte de la opinión pública.

Cronología del incidente

En el vídeo que ha causado indignación en Grecia, emitido por Star TV, se puede observar la secuencia de los hechos. A las 17:55, un empleado pasa junto a la niña atrapada contra la pared. La observa, pero no se acerca a prestarle ayuda.

Dos minutos después, la puerta se abre y la niña cae al suelo. Dos trabajadores se acercan a ella y la enfocan con una linterna, pero se van. Media hora más tarde, un camión entra por la puerta, aunque en este caso no queda claro si el chófer ve a la víctima o no.

Antes de que la niña fuera liberada, ya muerta, varios trabajadores pasan junto a ella pero la ignoran. Las autoridades creen que era evidente que la niña estaba en peligro, y por eso lo consideran un delito de omisión de auxilio. Ahora la justicia tendrá que atribuir responsabilidades, pero la ciudadanía ya ha dictado su sentencia.