Michael Cobas Ignacio, bombero fallecido en Lugo

Michael, el bombero español de 32 años fallecido de manera trágica: 'es una desgracia'

Michael Cobas Ignacio murió en un choque frontal el miércoles por la noche en la N-VI a la altura de Lugo

Michael Cobas Ignacio, un conocido bombero del parque de Vilalba (Lugo), es el joven de 32 años fallecido en el accidente del miércoles.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El siniestro mortal tuvo lugar en la N-VI a su paso por Lugo, sobre las 21:00 horas. La furgoneta que conducía chocó frontalmente contra otro coche durante un adelantamiento.

Michael, vecino de Outeiro de Rei, sufrió lesiones muy graves que le condujeron a la muerte a la mañana siguiente. El accidente fue tan aparatoso que los bomberos tuvieron que excarcelar a la víctima del amasijo de hierros en el que se convirtió su coche. Otra persona resultó herida de menor gravedad.

La muerte de Michael ha causado un profundo impacto en su localidad, donde era muy conocido y muy querido. Este joven bombero era un apasionado del deporte y había practicado las disciplinas más duras del atletismo. Provenía de una familia muy conocida en el lugar y tenía pareja estable.

Un deportista con espíritu de superación

Las carreteras españolas se cobraron otra vida el miércoles por la noche, en un choque frontal en la N-VI. Michael, un conocido bombero de Vilalba, perdió la vida en el siniestro. La noticia no tardó en llegar a su localidad y los pueblos del entorno, donde Michael Cobas Ignacio era muy popular.

Montaje con fotos de Michael y el accidente
Michael tuvo un accidente mortal con la furgoneta | La Noticia Digital

Michael era un gran aficionado al atletismo y participó en varias competiciones en la Escuela Atlética Lucense. Estaba siempre en forma, y competía en pruebas de máxima exigencia como la San Silvestre de Lugo y la Gladiator Warrior de Pontevedra. Y es que si algo tenía era espíritu de superación.

Su afición al deporte y la exigencia de su trabajo le llevaban a cuidarse siempre mucho y poner su cuerpo a punto. En 2011 entró en el cuerpo de bomberos de Vilalba, y en poco tiempo se hizo muy querido por todos sus compañeros. Ayer estaban devastados al conocer la trágica noticia de su muerte.

Consternación entre sus compañeros

Uno de sus compañeros comentó a La Voz de Galicia que Michael llevaba un tiempo de baja debido a una lesión en la mano. “Pero estuvo más de diez años trabajando a nuestro lado, es una desgracia esto que ha pasado”, añadía. Michael fue el bombero más joven en entrar en el parque, con solo 21 años.

También te puede interesar:▶️Isaac, el joven deportista que ha fallecido de forma inesperada

 

Además era muy conocida en Outeiro de Rei, donde residía, y en Rábade, donde sus padres regentaban una panadería muy frecuentada. También en la ciudad de Lugo, donde solía ir con sus amigos en varios locales de hostelería. Michael tenía pareja estable y solía recorrer las localidades de la provincia.

Tenía amigos y familiares en muchos lugares que visitaba con frecuencia, lo cual le hizo muy conocido. Uno de sus allegados lamenta su muerte y asegura estar en shock: “Un día estás y al siguiente no, es increíble”. “Un deportista nato y una persona alegre”, así es como le recuerdan en su pueblo.

Apasionado de las motos

Michael, el bombero fallecido en accidente en Lugo, era un gran aficionado al motociclismo y estaba muy ilusionado con su adquisición reciente. Se acababa de comprar una BMW de gran cilindrada que ya no podrá disfrutar. Además era practicante de fútbol sala y animador incondicional del Santa Isabel FS.

Emergencias en el accidente de tráfico en Lugo
Accidente de tráfico en el que murió Michael | Carlos Castro

Sus allegados se encuentran devastados por la pérdida de una persona “que tenía amigos en todos lados”. Michael perdió la vida en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HUCA) de Lugo, sobre las 11:00 horas del jueves. Murió debido a las lesiones del aparatoso accidente sufrido la noche anterior.

Michael realizó un adelantamiento con la furgoneta que conducía e impactó frontalmente contra un coche que venía por el otro carril. Un particular avisó al 112 y se movilizaron varias dotaciones de emergencia para atender a los heridos. La víctima permaneció con vida durante horas, pero finalmente murió.