Primer plano de Manuel Charlín

Muere el narcotraficante español Manuel Charlín en un incidente doméstico

El patriarca del célebre clan de los Charlines sufrió una caída en casa y los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por él

Fue uno de los narcotraficantes más célebres de los años ochenta en Galicia y patriarca del histórico clan de Los Charlines. Manuel Charlín Gama ha muerto a los 89 años en la casa familiar de Vilanova de Arousa, en Pontevedra.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Según las primeras informaciones, la muerte se produjo por una caída doméstica.

Los servicios de emergencia se desplazaron hasta el domicilio del histórico narco, pero no pudieron hacer nada por su vida. Finaliza así una de las trayectorias más prolíficas de los narcos gallegos. Su nombre apareció por primera vez en los medios en 1990, a raíz de la Operación Nécora dirigida por el juez Baltasar Garzón.

Manuel Charlín estuvo en el centro de la diana de la primera gran operación contra los narcos que operaban en las rías gallegas. Tras ser detenido y juzgado quedó absuelto, aunque ya había estado varias veces en la cárcel. El gran golpe contra el patriarca llegó en 1999, cuando fue condenado a 20 años de cárcel. 

Pasó muchos años en la cárcel

Según consideró demostrado la Audiencia Nacional, Manuel Charlín organizó el transporte de 600 kilos de cocaína desde Colombia hasta las costas de Galicia. Poco después fue condenado junto con otros miembros del clan de los Charlines a 15 años de cárcel por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico.

En 2007, el Tribunal Supremo rebajó la condena a 13 años y siguió en prisión hasta 2010. La nueva doctrina del Tribunal Constitucional abrió la posibilidad de reducir las penas cuando se cumplen dos o más condenas. Manuel, que entonces tenía 78 años, pisó de nuevo la calle en una libertad que le duró dos días.

Tuvo que comparecer de nuevo por un delito de blanqueo de capitales en el marco de la Operación Repesca. Junto a él cayeron otras 14 personas, seis de ellas del clan de los Charlines. El patriarca pagó 30.000 euros de fianza y salió en libertad.

▶️ VER VÍDEO: Triste final para José Luis. ha aparecido muerto dentro de su coche, en una calle

Detenido por abuso sexual a una menor

Los bienes decomisados al clan de los Charlines salieron a subasta en La Coruña, e incluían el pazo Vista Real que fue adjudicado al ayuntamiento de Vilanova de Arousa. En diciembre de 2010 se habían adjudicado bienes por valor de dos millones de euros, lo que da buena medida del patrimonio del clan.

Manuel Charlín
Manuel Charlín acumuló delitos y años de cárcel durante su vida | Cedida

Manuel fue de nuevo detenido en 2011 por un delito de abuso sexual a una menor de edad. El hombre, de 79 años, convenció a una menor para ir juntos a un piso donde abusó de ella durante dos días mientras le hacía regalos. En paralelo le fue comunicada una deuda de tres millones de euros con la Agencia Tributaria.

Ya en 2018, él y su hijo Melchor, junto con otras 14 personas, fueron detenidos en una operación policial en Galicia. Le acusaban de haber intentado entrar un cargamento de cocaína, pero fue puesto en libertad con cargos sin ninguna medida cautelar. También entró en prisión provisional por el asesinato de Manuel Baúlo.

La edad dorada del narcotráfico

Con la desaparición de Manuel Charlín horas antes de empezar el año 2022, desaparece toda una era del narcotráfico en España. El negocio continúa, y la justicia sigue trabajando para asestar nuevos golpes a los herederos del patriarca. A ellos, y a todos los grupos que operan en las redes del contrabando.

Manuel Charlín representa aquella generación dorada del narcotráfico que, en connivencia con gente de poder  y las instituciones, estuvieron a punto de convertir Galicia en una nueva Sicilia. El dinero del narcotráfico entró en un peligroso círculo de influencias donde se mezclaba la política con los negocios sucios.

Solo el compromiso de jueces honrados y la esforzada tarea de la policía consiguieron romper esa esfera viciada. Manuel Charlín, que acumulaba años y años de cárcel y decenas de delitos, ha muerto en su casa de la forma más corriente. Como cualquier otro ciudadano de pie a los 89 años.