Montaje con foto del fallecido

Óscar, el español que ha muerto en las fiestas del pueblo delante de su mujer y su hija

El aficionado fue empitonado por un toro de 533 kilos durante el Toro del Sarmiento en La Seca (Valladolid)

Óscar Rodríguez Calleja, vecino de Nava del Rey (Valladolid) de 50 años, murió ayer por la tarde al ser empitonado en los encierros de La Seca.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Óscar, natural de Carpio y padre de dos hijas, participaba en la XIII Fiesta del Verdejo cuando ocurrió el accidente. La localidad ha quedado consternada.

Los testigos del suceso describen la cogida como “sobrecogedora”, apenas unos segundos en los que el hombre quedó a merced del toro. Fue trasladado al Hospital de Medina del Campo, donde fue intervenido de urgencia. Sin embargo, los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

El Ayuntamiento de La Seca suspendió inmediatamente los festejos al conocer la muerte de la víctima. Lo más dramático es que la mujer y una hija del fallecido presenciaron el suceso desde lo alto de una empalizada. El mundo del toro en la provincia de Valladolid ha expresado su pesar por lo ocurrido.

En presencia de su mujer y su hija

El trágico suceso tuvo lugar ayer sobre las 18 horas de la tarde, poco después de empezar el encierro de La Seca (Valladolid). Óscar, un galguero natural de Carpio y vecino de Nava del Rey, presenciaba la fiesta junto a su mujer y una de sus hijas. Una de las reses lo empitonó de forma mortal.

Foto del encierro
Momento de la cogida en la que murió el vecino de Nava del Rey | Cedida

Se trata del toro Rodillero, un animal de 533 kilos perteneciente a la ganadería Hermanos Sánchez Herrera. Apenas salir del cajón, el toro se dirigió hacia la talanquera donde se encontraba la víctima y la empitonó. Óscar quedó durante unos segundos suspendido en el aire por el asta del toro.

Luego cayó al suelo y con la ayuda de los que estaban ahí pudo abandonar el lugar y ser atendido por las asistencias. El hombre fue empitonado por la zona de la ingle, lo cual le produjo un grave desgarro que le hizo perder mucha sangre. Fue trasladado de urgencia al hospital para intentar salvarle la vida.

Empitonó a otros dos aficionados

En el lugar de los hechos se encontraban la mujer y la hija de Óscar, que había acudido al festejo con él. Al ocurrir la desgracia las dos tuvieron que ser atendidas por una crisis de ansiedad, y la mujer fue llevada a un centro sanitario. Tras la cogida, Rodillero empitonó a otros dos participantes, aunque sin consecuencias.

También te puede interesar:▶️Adiós a Pedro y Sebastián, los dos primos han fallecido en un fatal suceso

 

Hacía dos años que la fiesta no se celebraba por la pandemia, y esta era la primera edición tras el largo parón. Sin embargo, apenas empezado el encierro el ayuntamiento suspendió el festejo debido a la tragedia. La muerte de Óscar causó una profunda consternación en su pueblo, Nava del Rey.

También en La Seca, donde todo el fin de semana se había celebrado con gran alegría la Fiesta del Verdejo. El sábado, dos novillos protagonizaron los Toros de la Fiesta del Verdejo, además de actividades, música, artesanía y visitas guiadas. El broche de oro era el encierro de ayer, el tradicional Toro del Sarmiento.

Consternados por el fatal suceso

La noticia conmocionó a los vecinos de La Seca, pero sobre todo a los de Carpio y Nava del Rey, de donde era natural y vecino el fallecido. Allí era una persona muy conocida, entre otras cosas por su afición al mundo del toro. Entre los vecinos no se comenta otra cosa, y están sobrecogidos por el suceso.

Por su lado, el ayuntamiento de La Seca lamenta los hechos ocurridos y ha explicado todos los detalles. “Desde el equipo de gobierno y el pueblo de La Seca, transmitimos nuestro más sentido pésame a familiares y personas allegadas”, reza el comunicado. Fue el propio ayuntamiento quien confirmó el fatal desenlace.

Al menos dos personas más fueron empitonadas por el toro, y una de ellas tuvo que ser atendida en el Hospital Clínico de Valladolid. Sufría un traumatismo, aunque no se temía por su vida. En las redes sociales ha habido reacciones de todo tipo, también de gente que pide prohibir este tipo de festejos.

No es la primera vez

No es la primera vez que suceden este tipo de desgracias en las fiestas de La Seca, en Valladolid. En 2019, la última edición que se celebró antes de la pandemia, un aficionado de 46 años estuvo a punto de morir por una brutal cogida. En aquella ocasión, Fernando salvó la vida de milagro.

Foto del encierro de La Seca 2019
La grave cogida del 2019 en el encierro de La Seca | Cedida

El hombre sufrió una cornada en la zona del perineo, entre el escroto y el ano, y presentaba fracturas en las costillas y un fuerte golpe en la cabeza. A pesar de la gravedad del cuadro, fue intervenido quirúrgicamente con éxito y salvó la vida. También fue un milagro que no se rompiera ninguna vértebra.

Esta vez no ha habido tanta suerte y el hombre empitonado ha fallecido en el hospital. El caso reabre el debate sobre la seguridad en este tipo de festejos populares, que tiene a la población española dividida. Hay mucha gente a favor, pero también muchos españoles que se oponen a su celebración.