Adara Molinero

Aitor, el hermano de Adara Molinero que casi lo pierde todo por sus adicciones

Ha vuelto a salir a la palestra pese a mantenerse al margen de la prensa

La estancia de Adara en el programa Secret Story ha vuelto a poner sobre el foco mediático a toda su familia y su vida fuera de la televisión.

La llamada telefónica que realizó la concursante a su padre desde el reality ha desencadenado un conflicto familiar y la ira de su madre, Elena Rodríguez.

Lejos de quedarse callada, la exsuperviviente ha estallado contra su exmarido, Jesús Molinero, por la nula relación que mantiene con su otro hijo, Aitor.

Elena le ha reprochado que lleva más de nueve años sin ver a su hijo menor. Una distancia que parece no afectar al pequeño de los Molinero, que permanece ajeno al conflicto y alejado de la televisión.

Imagen de la madre de Adara, Elena Rodríguez, en el plató de 'Secret Story'
Elena Rodríguez, madre de Adara, le reprochó a su exmarido su actitud hacia su hijo Aitor. | Telecinco

El hermano de Adara quiere ser una persona anónima y está completamente centrado en su vida. Sus redes sociales son un claro ejemplo de ello, donde comparte momentos de lo más normales con sus seres queridos y no hay casi ni rastro de su televisiva hermana.

Tal y como anunció el pasado verano, él y su pareja Sara están a punto de convertirse en padres. Una gran noticia que le da todavía más razones para mantenerse al margen de las cámaras. 

Aitor, el hermano de Adara Molinero, se mantiene alejado de la televisión

Pese a ser muy tímido y optar por mantenerse al margen de los medios, el pequeño de los Molinero si tiene un pasado en la televisión.

Hace más de un año, el joven se sentó en el plató de Sábado Deluxe para revivir algunos de los momentos más difíciles de su pasado.

Lo hizo en mayo de 2020 para explicar las lágrimas de su madre en la isla de Supervivientes y para hablar sobre la pesadilla que él mismo vivió por culpa de las drogas.

"Lo pasamos mal, vivimos con miedo. Aunque yo, al ser más pequeño, pude borrarlo y seguir con mi vida", confesaba el joven durante su primera entrevista en televisión.

Foto de Aitor y Adara en Sálvame Deluxe
Aitor y Adara Molinero se sentaron juntos en un plató de televisión. | Mediaset

Hacía un tiempo, su hermana había adelantado en una exclusiva a la revista Lecturas parte del infierno que ambos vivieron cuando eran pequeños por los episodios de malos tratos hacia su madre. Una situación que la propia Elena confesó durante su paso por Honduras en la edición de Supervivientes de 2020.

En 'El puente de las emociones', la concursante rompió a llorar tras contar los malos tratos que ella y sus hijos habían vivido a manos de una expareja. También fue muy dura al relatar las agresiones que había vivido durante su infancia a manos de su madre

Los problemas con las drogas que tuvo Aitor durante su adolescencia

Con el respaldo de su hermana Adara, que es toda una experta en los platós, Aitor abrió su corazón frente a los espectadores. Confesó que había sido un chico muy rebelde y habló sin tapujos de su adicción a las drogas cuando tenía entre 17 y 20 años.

"Iba mal en los estudios, llegaba tarde, mentía… Y más cosas. Pude salir de la adicción por voluntad propia y porque ahí estuvo mi madre. Para mí es una guerrera, a mí me ha ayudado mucho", reconocía haciendo hincapié en el apoyo que siempre ha tenido de Elena.

Sin embargo, en aquella ocasión, Aitor no quiso ni mencionar a su padre Jesús Molinero. No quiso darle protagonismo a una persona que no forma parte de su vida y con quien no quiere plantearse una posible reconciliación. Algo que no se planteaba antes ni se plantea ahora pese a la decisión de su hermana de establecer un vínculo con su padre.

EL VÍDEO DEL DÍA

EL VÍDEO DEL DÍA