Primer plano del personaje

La enfermedad que ha dejado a Ania Iglesias, de 'Gran Hermano', sin poder ser madre

Ania Iglesias se abre en canal contando el sufrimiento vivido tras desaparecer del foco mediático

Ania Iglesias saltó a la fama allá por el año 2000 con su participación en la novedosa primera edición de Gran Hermano. La vallisoletana fue una de las grandes protagonistas del programa y muy querida por el público. Finalmente, Ania quedó en segundo lugar por detrás del flamante ganador de esa edición inaugural, el simpático gaditano Ismael Beiro.

Pese a conseguir ser famosa, su vida cambió de lleno desde que salió del reality de Telecinco. La exconcursante de GH ha sufrido mucho, aunque ya se ha recuperado de la anorexia, el cáncer y los malos tratos pasados en su día.

Primer plano de Ania Iglesias
Ania Iglesias | GTRES

En una entrevista para la revista ¡Hola!, Ania cuenta que está “estupendamente y muy ilusionada”. Además, la modelo vallisoletana ha contado que con el paso del tiempo sus prioridades han variado y que en la fama había “frío y soledad”.

Las consecuencias de la popularidad provocaron que no pudiera labrarse una carrera en moda e interpretación. Y es que Ania se presentó al reality con el objetivo de abrirse camino en esos campos. Por ello, la actriz ha desvelado que "debía pedir perdón por haber participado en GH".

Ania Iglesias no pudo ser madre al sufrir un cáncer de útero

Sin duda, el varapalo más grande sufrido por la exconcursante de GH fue la anorexia que tuvo durante 20 años. Ella confiesa que aún no se ha curado totalmente. Ania acudió en su día a la Unidad de Trastornos Alimenticios del hospital Infanta Cristina para tratarse.

Montaje con fotos de Ania Iglesias
El antes y el después de Ania Iglesias, exconcursante de 'Gran Hermano' | LND

La vallisoletana afirma sin tapujos que comer mal durante muchos años hace que seas más propenso a tener anorexia. A su vez, la exgranhermana confiesa que sufrió una tuberculosis pulmonar de la que se ha recuperado a día de hoy.

Hace cinco años, Iglesias también sufrió otro duro revés en su salud y fue nada menos que un cáncer de útero. Este cáncer le impidió ser madre, pero Ania cuenta que nunca se había planteado serlo por sus citados problemas y su escasa suerte con sus parejas.

Ania asegura haber sufrido malos tratos y comprende a Rocío Carrasco

Ania se abrió en canal para esta entrevista y ha reconocido haber sufrido malos tratos. En su día, Ania confesó que comprendía "perfectamente" el caso de Rocío Carrasco.

Primer plano de Rocío Carrasco
Ania Iglesias sufrió malos tratos y confiesa que comprende el sufrimiento de la hija de Rocío Jurado | GTRES

La vallisoletana expone que le duele ver como algunas personas juzgan que no lo haya desvelado hace tiempo. A su vez, esta añade que “nadie que no haya pasado por eso puede saber el terror que se siente. Te paraliza y te acostumbras al dolor, que es lo más triste que puede haber”.

Actualmente, Ania Iglesias vive feliz junto a su pareja

En la citada entrevista, Iglesias habla también del amor. Cuenta que “la buena relación llega cuando no necesitas que te quiera alguien sino cuando una se quiere más a sí misma”. Y es que la exgranhermana está plenamente enamorada de Javier Fandiño, con el que iba a casarse el año pasado.

El caso es que la pareja tuvo que aplazar sus planes de boda por culpa de la pandemia. Y es que ambos quieren que sea una "fiesta para compartir nuestro amor y celebrarla ahora mismo sería una irresponsabilidad", afirmaba Ania.

Hablando de su futuro más próximo, la vallisoletana expone que, aunque trabaja en una obra de teatro, no rechaza volver a la televisión o a la moda. "Quiero ganar un Goya, aunque sea con 80 años", y cuenta que este es su objetivo a medio plazo.

EL VÍDEO DEL DÍA