Belén Esteban enfadada en Sálvame

Belén Esteban llora en la boda de Anabel Pantoja: 'Todo el vestido vomitado'

Belén Esteban llevó un traje muy parecido al de Anabel

Belén Esteban ha sido la única colaboradora de Sálvame que ha disfrutado del gran privilegio del año: asistir a la boda de Anabel Pantoja. El evento se ha celebrado en La Graciosa, isla que ha recibido a las celebridades más cotizadas del momento. 

Belén Esteban fue la primera que aterrizó en Canarias, pues sabía que su amiga estaba sufriendo por la muerte de su abuela y quería apoyarla. Ha pasado con ella los días previos al enlace, pero lo más llamativo es su comportamiento minutos antes de empezar la ceremonia. 

Carlota Corredera conectó en directo con la boda de la sevillana y rogó poder hablar con la princesa del pueblo para descubrir algún secreto. La sorpresa se la llevaron los tertulianos que estaban en plató, pues la ex de Jesulín estaba completamente desubicada: “Se ha mareado”. 

Los invitados llegaron a la isla en barco y dio la casualidad de que el mar estaba revuelto, algo que alteró a Belén. “Van a necesitar muchas biodraminas”, comentaban los compañeros de Anabel en un tono jocoso. 

Esteban accedió a hablar con Carlota Corredera, pero no quería entretenerse mucho porque necesitaba tomar asiento y relajarse. Su tono de piel era completamente pálido, como su vestido, y en las redes sociales no tardaron en burlarse de ella.

“Ha habido muchas olas, pero está todo muy bien”, comentó la madre de Andreita intentando justificar su mal aspecto. Rafa Mora, íntimo enemigo de la novia, aprovechó este momento para reírse de la poca fortuna que estaba teniendo en un día tan especial. 

Belén Esteban se desmelena en la fiesta de Anabel Pantoja

Belén llama a Anabel “gordi” porque desde el primer momento que coincidió con ella conectaron de una forma muy especial. La sobrinísima no dudó en invitarla al enlace por dos motivos: su gran amistad y porque sabía que Esteban es el alma de la fiesta. 

Algunos invitados han filtrado vídeos de la enemiga de Campanario pasándoselo mejor que nadie, pero Rafa Mora prefiere quedarse con la parte negativa. El valenciano tenía un interés especial por demostrar que la boda era un auténtico desastre. 

“Van a llegar con todo el vestido vomitado”, comentó cuando se dio cuenta de que el movimiento del barco era exagerado. Los fans de Anabel han utilizado las imágenes de Belén para demostrar que no tardó mucho tiempo en olvidarse del mareo. 

Las colaboradoras forman un equipo estupendo y así lo han demostrado en la fiesta que tuvo lugar después del polémico enlace. La prima de Kiko ha logrado dejar atrás el dolor por la pérdida de doña Ana y disfrutar de la compañía de sus seres queridos. 

Belén Esteban desafía a Anabel: “El vestido es parecido”

La princesa del pueblo ha hecho honor al título que recibió en el pasado y ha elegido un traje de gala para la boda. Gema López avisó de que ninguna de las dos le había enseñado el vestido a la otra y deslizó: “Es parecido”. 

Los espectadores también se dieron cuenta de que habían elegido estilismos bastante similares, de hecho todas las invitadas iban prácticamente igual. Anabel Pantoja quería que todos fueran de blanco, así que ella tuvo menos protagonismo del que debería. 

Rara Mora también aprovechó este detalle para apuntar: “No va a destacar”. Sin embargo, nada más poner un pie en la playa todos se rindieron ante los encantos de la colaboradora. 

Según los expertos en moda, Anabel ha elegido un vestido “bastante arriesgado” que supo defender con una gran maestría. También quiso tener un pequeño detalle con su tía, así que presumió de una “melena Pantoja” que cuadraba a la perfección con la situación.