Carlota Corredera está un poco triste, aunque sonríe

El momento en qué Carlota Corredera casi rompe una silla al sentarse: el vídeo

Carlota Corredera casi acaba en el suelo durante la publicidad

Carlota Corredera estuvo a punto de sufrir un accidente en el plató de Sálvame. Fue durante los minutos de publicidad. Pese a no estar en directo, un video compartido en las redes sociales muestran a la presentadora sentándose en una silla.

Cuando apoya su trasero sobre la estructura se escucha un sonido poco reconfortante. Se trataba del clásico 'crack" de rotura. De manera inmediata, y sin que el resto de compañeros lo apreciara, se levantó con gran rapidez.

Para que nadie la acusará de romperla, Carlota prefirió guardar silencio y retirarse hacia otro asiento. Como si no hubiera ocurrido nada.

 

Ante ella solo estaba un compañero, posiblemente regidor, que se disponía a regresar a su sitio. Ante la reacción de la viguesa acabó dándose la vuelta para comprobar lo ocurrido.

En esos momentos el programa de Telecinco estaba centrado en la polémica entre las hermanas Campos. Emitían una panorámica general del plató con las declaraciones realizadas por Carmen Borrego sobre Terelu.

En las redes sociales se hicieron eco de la actuación de la presentadora, que actuó con mucha destreza. Su gesto había pasado inadvertido para la mayoría, pero no para los seguidores del magacín vespertino.

"Sálvame poniendo unos audios sin darse cuenta de que en ese instante Carlota Corredera por poco parte una silla", escribió un usuario en Twitter. La mayoría de comentarios iban acompañados por el emoticono de las risas.

 

Otros responsabilizaron del posible accidente al sobrepeso de la periodista gallega. "Ella sigue atracándose a bollitos. La preocupación es para los demás, las feministas tienen derecho al atracón según la constitución vigente", dijo uno.

Otra le recriminó el gesto que tuvo en su día cuando adelgazó y "sacó los pantalones que llegó a usar, diciendo: 'He sido un monstruo'". "Le engorda el veneno", señaló otro.

Casi todo fueron críticas hacia ella, aunque alguna persona trató de salir en su defensa. "Leer los comentarios a este tuit es descubrir que no hemos avanzado nada. Reírse de alguien por estar gordo es tan mezquino y absurdo como reírse de alguien que sea rubio o moreno", argumentaba otro.

Foto del personaje
Carlota Corredera posa en bañador en la piscina de un hotel de Vigo. | Instagram

Las risas y comentarios irónicos que inundaron las redes sociales tenían más que ver con la animadversión que provoca, que con el propio percance. Carlota Corredera cada vez cuenta con menos seguidores, y así se lo hacen ver cada vez que tiene que presentar Sálvame.

A raíz de la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco consiguió generarse un importante número de enemigos. Y no solo porque defendiera la teoría de su amigo, sino porque acusaba de malos tratos a Antonio David sin respetar la presunción de inocencia.

Tampoco puede presumir de ser una buena compañera. En más de una ocasión invitó a algún colaborador a salir del plató por no compartir su punto de vista.

Foto de Carlota Corredera y Kiko Matamoros en el plató de Sálvame
Hace unos días se reencontró con Kiko Matamoros | Mediaset

Carlota Corredera y el efecto rebote

Los usuarios de las redes sociales consideran que el sobrepeso de Carlota Corredora fue el causante de ese pequeño susto. La presentadora había llegado a perder hace unos años 60 kilos gracias a una dieta milagro. Pero ahora el efecto rebote le ha llevado a recuperar esos kilos e incluso engordar alguno más.

Había asegurado que gracias a la fuerza de voluntad consiguió quitarse de encima todo el peso que le sobraba. Incluso llegó a escribir un libro para contar su experiencia, pero con el tiempo se demostró que era todo una mentira.

Los kilos volvieron mucho más rápido de lo que se marcharon. Esa obra demostraba que su teoría para adelgazar no tenía ningún sentido. En los últimos meses no ha querido pronunciarse al respecto y se desconoce su situación ante la báscula.

EL VÍDEO DEL DÍA:

EL VÍDEO DEL DÍA